Austin y Miami: nuevas opciones para las startups

 

starups

A la hora de hablar de emprendimiento en los Estados Unidos, es inevitable pensar en Silicon Valley. Para muchos emprendedores, el Área de la Bahía de San Francisco ofrece las mejores condiciones para convertir su idea en un negocio de éxito. La presencia de ingenieros con talento, inversores dispuestos a aportar recursos y la presencia de las grandes sedes de los gigantes tecnológicos son algunos de los elementos fundamentales que atraen a centenares de emprendedores.

Sin embargo, que sea la meca del emprendimiento no significa que sea el sitio donde más ‘startups’ nacen. Según la más reciente edición del Kauffman Index,las ciudades que componen el famoso valle han dejado de ser los lugares donde más empresas tecnológicas se crean. Si en 2014 San José se alzaba como la capital de las ‘startups’, hoy es Austin quien lidera la lista.
Según el informe, la capital de Texas cuenta con una tasa de nuevos emprendedores del 0.55%. Esto significa que de los 100.000 habitantes que tiene la ciudad, 550 ponen en marcha una ‘startup’ cada mes. Con una tasa del 0.52%, Miami es la segunda ciudad que supera a la californiana (en San José, son 410 los nuevos emprendedores mensuales). Lejos quedan Los Ángeles, San Francisco y San Diego, que ocupan la cuarta, sexta y novena posición.

Más que un desierto 

Austin no solo se ha convertido en la ciudad donde más empresas tecnológicas nacen. Según la última lista de Forbes, la capital texana ha sido la ciudad estadounidense donde más puestos de trabajo en el sector tecnológico se han creado desde 2001 hasta 2013, con un incremento del 41.4%.

La ausencia de impuesto sobre la renta y la abundancia de alojamiento barato han ayudado a que Austin resaltara como centro emprendedor. Según la inmobiliaria Coldwell Banker, en el municipio de Los Altos, en el corazón de Silicon Valley, el precio medio de una vivienda ronda los 2.3 millones de dólares (algo más de 2 millones de euros), mientras que en Austin, el emprendedor estadounidense podría acceder a una residencia por tan solo 310.187 dólares (280.000 euros).

Tech Ranch es una de las numerosas aceleradoras e incubadoras que han tomado parte en ello. Con 18 oficinas y hospedando a 135 ‘startups’, la compañía presencia el desarrollo de empresas tecnológicas relacionadas con el cuidado de la salud, la educación, el comercio y la energía

Miami es más que sol y playas

En Miami, sin embargo, los inversores sí que están aterrizando. De hecho, en 2014, las empresas de capital riesgo invirtieron casi 600 millones de euros en las mayores ‘startups’ de la zona. Suelen ser negocios de corte social o basados en la alta tecnología, casi siempre con una peculiaridad: su foco está puesto en América Latina.

“Los emprendedores de Miami tienen normalmente una perspectiva global. Se centran tanto en el mercado estadounidense como en el mercado latinoamericano, resolviendo así problemas globales”, explica Susan Amat, fundadora de la aceleradora Venture Hive.

Una gran concentración de entidades bancarias nacionales e internacionales y un mercado inmobiliario asequible son, según la experta, algunas de las claves que hacen de Miami una de las ciudades más atractivas para el emprendimiento en los Estados Unidos.