#Emprendimiento: ¿se puede enseñar en las escuelas y universidades?

Juan del Cerro es emprendedor, promotor y entusiasta del emprendimiento social, director ejecutivo de Socialab México y conductor de Disruptivo, comparte su reflexiones cómo docente de la cátedra “Desarrollo Emprendedor”en Universidad Iberoamericana.

¿Se puede enseñar emprendimiento?

Me he hecho esta pregunta desde que supe que tendría la oportunidad de dar esta materia, y es que me parece inevitable preguntarse, “¿cómo puedo enseñar en un salón de clase algo que al final del día es una experiencia, y que yo mismo aprendí viviéndola?”.

Gary Vaynerchuk, emprendedor serial y reconocido, inaugura así una de sus conferencias más notorias en una universidad de Estados Unidos:

“Honestamente, creo que el emprendimiento es algo que no se puede enseñar. Algo que suena incómodo en una universidad.” Por un lado, creo que tiene un punto: ser emprendedor no es algo que se puede transmitir de una persona a otra, es una habilidad que sólo puede adquirirse con la práctica; es algo que no se aprende, se hace.

Imagina que te quisieran enseñar a nadar explicándote en un pizarrón cómo son los movimientos. Estoy seguro de que lo único que lograrías cuando te aventaras a la alberca sería hundirte.

34258-620-282

¿Cuál puede ser el rol de las universidades?

Por otro lado, he pensado varias veces en las cosas que sí hubiera podido conocer y aprender en la universidad, y que habrían hecho mucho más fácil mi desarrollo como emprendedor.

Considero que la mayoría de universidades no le pueden seguir el ritmo a lo que sucede en el ecosistema, especialmente con todo lo que se ha desarrollado en los últimos años, lo que provoca que cuando salgamos “al mundo real” no sólo no sepamos cómo emprender, sino que ni siquiera aprendemos el lenguaje que se habla en el ecosistema emprendedor ni conozcamos las herramientas que se están empleando, lo que nos pone en una clara desventaja.

Y lo más complicado: algunas veces en las universidades ni siquiera logramos entender lo que significa emprender. Creo que es justo aquí donde puede encajar mi rol como profesor.

La visión que tenía de emprender cuando estaba en la universidad es radicalmente diferente a la que tengo hoy, pero no sólo porque ya me lancé a la alberca y he ido aprendiendo poco a poco, sino también porque ahora tengo una visión mucho más completa del panorama.

Mis alumnos de hoy, al igual que yo cuando era estudiante, ven el emprendimiento como una herramienta para generar negocio, cuyo principal objetivo es tener horarios más flexibles y no tener que responderle a un jefe.

Sin embargo, la realidad es que el emprendimiento es mucho más que eso, y de hecho, esa “flexibilidad” o “libertad” termina siendo uno de los beneficios menos importantes.

Emprender es trascender

Hoy día, el emprendimiento se está convirtiendo en una herramienta para transformar la realidad en la que vivimos. Así, su finalidad trasciende la generación de negocios, consolidándose como una herramienta para el cambio.

No sólo me refiero al emprendimiento social; considero que todo tipo de emprendimiento es una forma de empoderarnos para que cada uno de nosotros pueda escribir sus propias reglas del juego.

Esto, creo, es la lección más importante que puedo transmitir a mis alumnos este semestre, para lograr desarrollar en ellos una visión en la que comprendan que los negocios no son un fin en sí mismo, sino un trampolín para lograr algo mucho más grande.

No tengo duda de que enseñar será una aventura increíble. No puedo esperar para que hablemos de los grandes emprendedores de la actualidad o para enseñarles las herramientas que hoy usan los emprendedores reales, e incluso para que podamos discutir si el emprendimiento social puede generar impacto de manera sustentable.

Pero de lo que estoy más convencido es de que el que va aprender más de toda esta experiencia seré yo.

¿Qué enseñarías tú si fueras profesor de Desarrollo Emprendedor?

4 tips que “Joy” enseña a los #emprendedores

Screenshot (10)

La capacidad de resiliencia es la medida que distingue a una persona emprendedora del resto. En la película “Joy: El nombre del éxito” (David O. Russell, 2015) se muestra y reafirma esa cualidad como factor fundamental en el éxito al iniciar cualquier empresa. Sin duda alguna esta película se convertirá en su momento en una referencia que todos los emprendedores deben ver.

Su protagonista, Joy Mangano, es una mujer que desde sus quehaceres de ama de casa se convirtió en una empresaria valuada en millones de dólares por las ventas de sus inventos. Ella se hizo famosa al diseñar el Miracle Mop, un trapeador que se exprime solo y que se volvió un éxito de ventas por televisión de la noche a la mañana.

Joy supo transformar su conocimiento en las artes de la limpieza en productos novedosos y fáciles de usar. Todo un ejemplo de emprendimiento, que se puede sintetizar en cuatro enunciados que debemos recordar siempre como emprendedores.

1. Nada es fácil para el primer emprendimiento
En la película, vemos como Joy debe superar diversas traiciones de personas a las que ama para poder cumplir su sueño. El camino al éxito de la protagonista no es fácil, pero su resistencia termina por rendir frutos.

De la idea a la innovación hay un largo trayecto, lleno de excusas, desconocimiento, trampas e incluso traiciones. Si estás preparado para que cualquier detalle salga mal, ya estás ganando tiempo en el hipotético caso de responder a malos resultados.

2. La derrota enseña, la victoria entretiene
En su camino de emprendimiento, Joy aprende a fuerza de golpes y errores cómo debe manejar su producto, a relacionarse con proveedores y a hacer acuerdos de negocios con la cabeza fría. Las mejores enseñanzas de la protagonista vienen de los momentos en los que se encuentra en la lona.

Las victorias se consiguen para disfrutarlas y por eso deben ser entretenidas. Las derrotas dejan muchas certezas como, por ejemplo, saber cuáles comportamientos o decisiones no debemos repetir, por eso hay que estudiarlas con detenimiento.

3. Hay un momento de la verdad en el que nadie puede actuar por ti
Ciertamente, Joy tiene el apoyo de diversos personajes en su camino; personas sin las cuales no hubiera podido triunfar. Sin embargo, los pasos más importantes de su historia (como el siquiera atreverse a diseñar su primer producto) los tuvo que dar ella por convicción propia.

Debemos saber escoger las situaciones que no podemos delegar a ninguna otra persona, hay que lograr que el destino de tu empresa sea el resultado de tus decisiones.

4. Un emprendimiento puede nacer de los detalles incómodos, imperceptibles y aceptados que los demás asumen sin hacer preguntas.
La historia de Joy nace, de muchas maneras, cuando ella decide transformar el mundo en el que vive luego de tener una mala experiencia con un trapeador común. Cualquier otra persona hubiera olvidado el incidente, pero la protagonista lo tomó como inspiración para atreverse a emprender.

La observación y el análisis del emprendedor son sus armas para obtener ganancias de las crisis y de las cosas más triviales de la cotidianidad de la vida que parecen inamovibles.

Encontrarás escenas de la película donde se resaltan estas premisas que ayudaron a nuestra heroína empresarial de turno a vencer la adversidad y el infortunio con resiliencia. Si ya viste la película puedes preguntarte si es cierto y si no la viste es hora de descubrirlo. Recuerda mide tu capacidad de resiliencia y aprende cómo mejorarla cuanto antes.

10 errores más comunes al hablar en público

Hablar frente a ene número de personas no es sencillo. Aunque no estés consciente de ello, tu público te evalúa todo el tiempo. No tendrá compasión de ti y decidirá en segundos si desea escucharte o no.

Una imagen inapropiada, evitar el contacto visual o la mala dicción pueden hacer que tu audiencia pierda el interés, así que para evitar que tus presentaciones al hablar en público sean una mala experiencia, te comparto los 10 errores más comunes y cómo corregirlos.

hablar-en-público.jpg
1. Adoptar una postura tímida o desanimada
La primera impresión que provocas la determina tu postura. ¿Se nota que sabes de lo que vas a hablar? Tu lenguaje corporal lo refleja. La seguridad de tu postura está en tu torso, pero no creas que elevar los hombros lo resuelve.

Qué debes hacer: Coloca tus pies de manera paralela (a lo ancho de los hombros), con el pie izquierdo da un paso pequeño hacia atrás y coloca las manos en forma de triángulo (juntando las yemas de las manos y palmas), después poco a poco mueve las manos conforme lo requiera tu mensaje.

2. No tener una estructura
Todo mensaje sin estructura se derrumba. Hablar por hablar lo hace cualquiera, pero atrapar a la audiencia desde el momento en que abres la boca lo logras al nunca olvidar que toda historia tiene una introducción, desarrollo y conclusión o cierre, este último es el más importante de tu mensaje.

Qué debes hacer: Jamás improvisar si no cuentas con una estructura y, sobre todo, si no sabes a dónde deseas llevar al público con tu tema. En tu introducción, habla en pasado; en tu desarrollo, en presente; en el cierre, en futuro.

3. Perder el contacto visual
El contacto visual es tan importante en la comunicación no verbal que, cuando hablas en público, si lo omites, dirás sin palabras “estoy nervioso” y además la audiencia dejará de ponerte atención, pues sentirán que no les estás hablando a ellos.

Qué debes hacer: Fortalecer tu contacto visual ante audiencias pequeñas, en la cual es muy importante ofrezcas un contacto visual a cada uno de los integrantes de tu público mientras hablas. Si dominas esto, las audiencias grandes serán más fáciles.

4. Abusar del uso de ademanes o carecer de ellos
Tu expresión corporal es energía. Si hablas con poca energía el público te responde de la misma manera, en cambio si exageras tu energía la audiencia podría rechazarte por percibir que no eres auténtico. Los ademanes son los adjetivos de tus palabras, por ello, deben de ser dosificados, pero jamás brillar por su ausencia.

Qué debes hacer: Te comparto un ejercicio muy útil. En una frase corta elige la palabra de mayor fuerza y otórgale un ademán específico.
Si digo la frase “la calidad es esencial para nuestro servicio”, la palabra “calidad” puedes representarla con el gesto que indica perfección (tu dedo pulgar e índice juntos formando un círculo y los demás dedos verticales). Ten mucho cuidado de no hacer un ademán para cada palabra de la frase o matarás su efecto.

5. Hablar con un volumen bajo
Tres de cada cuatro oradores hablan con un volumen bajo. Esto genera un impacto pobre. No se trata de gritar sino de proyectar seguridad con tu voz. Existen dos momentos cruciales para hablar con un volumen más alto: el inicio y el cierre.

Qué debes hacer: Imagina que tu voz es un dispositivo de energía y que al inicio de tu mensaje se encuentra a su máxima capacidad y que al final también. Dale fuerza a tus palabras y seguridad a tu imagen.

6. Descuidar la entonación
Éste es uno de los errores más desastrosos. Cada vez que doy una capacitación, empodero a mis clientes a atreverse a hablar con emociones, no sólo con la lógica. No debes confundir la entonación con el volumen, son dos cosas totalmente diferentes. La entonación es la emoción específica que transmites al decir algo, por ejemplo, imagina que saludas con un “buenos días” con una emoción distinta cada vez: alegre, enojado, serio, inseguro, sorprendido, temeroso. ¿Verdad que no es igual en cada ocasión? Ese es el poder de la entonación. Conecta de manera emocional.

Qué debes hacer: Di cualquier frase con una emoción distinta y en cada ocasión marca un objetivo.

7. Hablar con un ritmo inadecuado
El ritmo es la velocidad al hablar. Hay gente que habla muy rápido, y otra que habla muy lento. ¿Cuál es mejor? Ninguna. Lo ideal es aprender a hablar en distintas velocidades según te convenga para lograr el objetivo de tu mensaje. Cuando desees despertar a la acción di una frase más rápido, en cambio, cuando quieras relajar a la audiencia o despertar su curiosidad habla más lento.

Qué debes hacer: Escribe tu mensaje y decide en qué partes es importante digas una frase más rápida o lenta. Di tu discurso y observa el control que logres conscientemente de la velocidad estratégica que eliges en cada momento.

8. Hablar con mala dicción
Una vez que sabes de la importancia del ritmo al hablar tu dicción debe de ser perfecta. Si la audiencia no entiende claramente lo que dices de nada sirve saber las técnicas anteriores. En mi experiencia como entrenador para hablar en público, he descubierto que en ocasiones las palabras con diptongos o triptongos (augurar, murciélago, neurolingüística) son las que cuestan más trabajo decir. ¿Por qué sucede esto? Porque no estamos acostumbrados a vocalizar ni a adoptar correctamente la abertura de la boca al decir cada vocal.

Qué debes de hacer: No hay nada mejor que practicar trabalenguas. No importa la velocidad, sino que cada palabra se entienda. Puedes utilizar un palito de madera, pero colócalo justo en el que sientas un esfuerzo mayor para hablar. Aunque te dé risa de cómo te oyes al hablar, hazlo.

9. Proyectar que desconoces el tema
En materia de imagen importa lo que el público perciba, no lo que tú sepas. Cuando divagas o dudas parecerá que no sabes o no estás seguro de lo que hablas.  En este error caen muchos. Se confían en que como tienen un título profesional y el tema del que van a hablar lo conocen, la audiencia se emocionará de su sapiencia y se pondrá de pie. Puedes dominar un tema pero lo que cuenta es la “conexión” que logres con tus ideas y emociones. Los nervios al hablar en público han destrozado al más fuerte de carácter.

Qué debes de hacer: Practicar tu mensaje tantas veces como te sea posible. La práctica hace al maestro, no la suerte. Por cada minuto que hables deberás de practicar siete minutos más.

10. Reflejar poco liderazgo y seguridad

¿Cómo se refleja el liderazgo y la seguridad al hablar en público? Cuando has corregido todos los puntos anteriores tu sensación de control te brinda seguridad. No podrás evitar los nervios por arte de magia.

Qué debes de hacer: Te recomiendo decir tu mensaje muchas veces, y en cada ocasión enfócate en mejorar un error a la vez. Si pretendes mejorar todo a la vez te será muy complicado.

Los 6 errores que deben evitar los #emprendedores en 2016

emprendedores-1

El sentimiento de emprender es muy común en Venezuela, de acuerdo a diferentes estudios, se estima que el índice de actividad emprendedora está por el orden del 18%  y 20%. Entre las motivaciones para iniciar un negocio es obtener ingresos propios, seguido de ser su propio jefe y tener libertad para innovar.

Pero muchas veces las personas tienden a creer que esto es un camino sencillo en el que, con una idea exitosa quieren salir adelante, empezar a ganar dinero y todo saldrá perfecto. Pero cuando usted ve la realidad que hay detrás de los grandes negocios, se da cuenta que es todo un camino de sacrificios, de tropiezos y de dificultades económicas para los que hay que estar preparado.

Es por eso que si su meta para este 2016 es lograr tener su negocio propio, tiene que tener en cuenta el contexto actual que está viviendo el país, las tendencias que están de moda y la forma adecuada de plantear su proyecto para que pueda tener éxito.

Según un estudio de Brother International Corporation, especializada en creación de productos tecnológicos para empresas PYMES y hogares, son cinco los errores que tienden a cometer los emprendedores y que, para este año, es necesario que empiecen a ser más conscientes:

-Abarcar demasiados roles y responsabilidades (35%): si bien al empezar un negocio puede que una misma persona tenga que asumir varias cosas al mismo tiempo, es bueno comprender que hay momentos en los que se puede necesario comprender que hay cosas que pueden salirse de las manos y es mejor dejarla en manos de expertos, por lo que querer hacer todo por considerar que sólo usted puede hacerlo bien, suele ser el mayor error que se puede cometer.

-No tomar suficiente tiempo libre: hay que tener pasión y dedicación, eso nadie se lo niega y, de hecho, los grandes empresarios saben que sus emporios se han construido gracias al sacrificio y al estar siempre al tanto de todo. Pero cuando no se da un respiro que le permita descansar su cuerpo y tener ideas frescas, puede que termine quemándose demasiado rápido y que las cosas no terminen como debieran, especialmente con enfermedades graves.

-No separar el trabajo y la vida personal: aunque la pasión es un elemento clave a la hora de crear un negocio propio, cuando usted dedica el 100% de su tiempo a su trabajo, puede tener consecuencias negativas para su vida personal. Recuerde que la clave de muchos empresarios es distribuir el tiempo de la forma adecuada pero si es de quienes siempre dice “no tengo tiempo de nada” es porque está teniendo una mala administración del mismo.

-Microgestión: cuando usted quiere tener todo bajo control y no permite que se mueva un solo dedo sin su autorización, algo está pasando. Puede que su empresa sea pequeña y no cuente con mucho personal, pero aprender a delegar también es una de las misiones que tienen que aprender a asumir los emprendedores porque, de lo contrario, pueden entorpecer el crecimiento de sus empresas.

– No conocer las tendencias tecnológicas: estas en la nube y hacer inversiones en temas tecnológicos es una de las claves de éxito de las pequeñas empresas, porque comprenden que esto les puede ayudar no sólo a ahorrar costos, sino también a procesar mejor la información, tener todo disponible cuando lo necesite y ofrecer una mejor atención al cliente.

Analizar el contexto

Luego de esto, también tiene que entender que, para este año, la situación económica tendrá a empeorar. En tal sentido, es importante avanzar en el análisis financiero para evaluar la capacidad de inversión y pago. Ante la fuerte restriccion de dólares a tasa oficial, y el alto precio en el mercado paralelo, iniciar un negocio que dependa de insumos o tecnología importada será cuesta arriba.

Si bien  los bancos están ofreciendo tasas preferenciales para emprendedores y pequeños empresarios, hay que tener cuidado con endeudarse porque podría comprometer la salud financiera de la empresa.

Las crisis son oportunidades. Pero de igual forma, hay que evaluar bien el mercado para conocer el potencial de nuestro producto y servicio. En una economía en crisis solo destacan los productos con  una óptima relación costo-valor.

Las 7 tendencias del #emprendimiento tecnológico en el 2016

smartcity.jpg

El 2016 promete ser el año de la consolidación y expansión del Internet de las Cosas. La conexión de vehículos, el hogar, la salud, la seguridad, los wearables y los MOOC ya no serán algo de la ciencia ficción, sino que formarán parte de nuestra cotidianidad.

A continuación se presentan las siete tendencias tecnológicas, y las posibilidades para iniciar #emprendimiento. Son sectores dónde aún quedan mucho por desarrollar, y que abren una gama infinita de opciones para los innovadores.

1. La Humanidad y sus dispositivos estarán más conectados que nunca

En 2016, cada día se activarán 5.5 millones de dispositivos con acceso a internet, un incremento del 30% con respecto al 2015, por lo que la Humanidad poseerá 6.4 mil millones de dispositivos como parte del internet de las cosas (IoT o internet of things, en inglés). De ellos, 1.6 mil millones serán parte de la flota de aparatos que están modernizando las ciudades, convirtiéndolas en ciudades inteligentes. (Gartner, 2015)

De todos los dispositivos, vale la pena poner atención en los automóviles, el vehículo por excelencia del siglo XX. Este año, más de la mitad de los autos último modelo que se están vendiendo a Estados Unidos ya tienen un sistema con conexión a internet. El gran reto es ganarle a General Motors, que se comprometió a crear el primer Cadillac con un sistema de comunicación coche-a-coche que permitiría a los autos compartir su posición, su velocidad, la posición del volante, el estado del freno y otros vehículos para coordinarse y evitar accidentes, pasando por alto al conductor. (MIT Technology Review, 2015)

La siguiente pregunta es ¿cómo estarán conectados tantos aparatos y tantas personas? Con el antecedente de que India ya superó el número de personas con acceso a internet que tiene Estados Unidos y China lo duplicó, aún falta conectar a 4.3 mil millones de personas. Gigantes tecnológicos como Google, Facebook, OneWeb y SpaceX están trabajando en proyectos, tanto en conjunto como individualmente, para proveer internet accesible para quienes aún no están conectados.

Entre proyectos de drones y microsatélites destaca el Project Loon de globos de helio que contienen una caja que permite el acceso a internet, con el objetivo de ser desplegados en zonas rurales donde no hay antenas de telecomunicaciones ni otra infraestructura. (Ibid. 2015)

2. Las empresas y las personas harán lo imposible por comunicarse mejor

Primero fue compartir el perfil de tu vida. Luego fue compartir lo que está ocurriendo ahora. Después se buscó reinventar el texto a través de imágenes –y con ello la comunicación–. La gran guerra de este año será sobre la transmisión individualizada de imagen y video entre las masas, por la que compiten Facebook (Moments, Messenger e Instagram), Snapchat, Google (YouTube) y Twitter (Periscope y Vine). (Perez, 2015)

Estas compañías se están enfocando en consolidar áreas maduras y están atentas a cualquier emprendimiento que les ayude a ganar la siguiente batalla. Snapchat ha innovado con la segmentación de anuncios, lentes patrocinados, las geoetiquetas y ahora con el 3V (video + vertical + vistas), mejorando en efectividad, casos de éxito y estadísticas. Por ello llama la atención que Twitter se esté quedando atrás. (O’Reilly, 2015). En este año, los emprendimientos que se muevan rápido en innovar y llenar los intersticios de estas guerras de la comunicación lograrán posicionarse como jugadores importantes.

3. El sector financiero creará tantas oportunidades tan rápido que a los reguladores les costará trabajo seguirle el ritmo

El 2016 será  la consolidación del smartphone como el medio para las transacciones sin efectivo, en sustitución de la cartera. Después del debut del Apple Pay, y al tiempo que aumentan los costos de bienes y servicios por daños y fraudes a la tarjeta de crédito, hay una obsesión por la simplificación de forma segura de los servicios financieros.

En este rubro, los países subdesarrollados y en desarrollo están innovando más rápido en tecnología financiera que los países desarrollados. Las empresas y los emprendimientos –no los bancos– han decidido no esperar a que cada persona se incorpore al sistema bancario: buscan prestarle a quien no tiene historial crediticio y manejar el dinero de quien no ha pasado por la sucursal para abrir su cuenta bancaria. La velocidad con la que los jóvenes adoptan estas tecnologías y la lentitud de reacción de las autoridades han creado la sospecha de que el retraso en la regulación quiere ayudar a los grandes jugadores.

4. La computación  seguirá transformando la medicina

El 2016 será la consolidación de avances científicos y tecnologías frontera que seguirán con la transformación de la medicina. Escucharemos hablar más de la biopsia líquida para secuenciar el ADN a partir de pruebas de sangre contra el cáncer. Además disminuirán los costos de edición de secuencias de ADN con base en el CRISPR, una herramienta de edición genómica cuyo potencial al fin está siendo explotado. También los organoides cerebrales serán más conocidos por su capacidad para crecer células humanas y tratar desórdenes mentales como la demencia senil. (Groopman, 2015) (MIT Technology Review, 2015)

Todos estos avances ayudarán a combatir enfermedades como la fibrosis quística, la aterosclerosis y la anemia, y como efecto lateral ayudarán a disminuir la cantidad de agua que requiere la agricultura. También se esperan más noticias en el combate al cáncer, pues ya que se logró interrumpir canales unitarios de propagación, el reto es desarrollar el tratamiento para interrumpir la formación de redundancias que aceleran su propagación.

También esperamos avances del big data de ADN: una red global de millones de genomas que conectan y sirven de referencia a pacientes que se pueden encontrar del otro lado del mundo. Históricamente, la gran dificultad para el trabajo del ADN ha sido la accesibilidad a información fragmentada, por lo que hay que celebrar los grandes avances para su solución. (Ibíd., 2015)

Finalmente veremos la consolidación de dispositivos médicos conectados a los smartphone, los cuales medirán más allá de los signos vitales, la actividad y el estilo de vida. Cabe destacar que estos sistemas se están desarrollando en versiones caras y baratas, dependiendo del perfil financiero del sistema de salud del país en el que se desarrollan.

interconectados

5. El combate a la pobreza generará bienestar, oportunidades y riqueza

Hemos pasado el primer año sin casos nuevos de polio en África –los únicos países de mundo que faltan por erradicarla son Afganistán y Pakistán– y el primer año sin casos de rubeola en el continente americano. Para llegar a ello se ha tenido que hacer un esfuerzo coordinado de países y actores, enfatizando la disminución de los costos de las vacunas.

El ejemplo anterior refleja con claridad la economía alrededor del combate a la pobreza. En la misma línea, pero en otro frente, Bill Gates ha declarado que “la banca móvil –por medio del celular– es una de las mejores herramientas para que las personas se puedan levantar de la pobreza”, pues 2 mil millones de personas aún no tienen acceso a servicios financieros. (Gates, 2015)

Igualmente hay que reconocer que en materia de combate a la pobreza “la captura de energía solar y eólica está avanzando de forma exponencial, pues las tasas de instalación están duplicándose constantemente y los costos de instalación podrían reducirse a la mitad para el 2022, por lo que el retorno de inversión caerá pronto a menos de 4 años. Para el 2030, la captación solar podría proporcionar el 100% de la energía que se usa hoy, y para el 2035 podría ser prácticamente gratuita, tal como se ha logrado con las llamadas en teléfonos celulares”. (Wong & Osawa, 2015)

6. La revolución educativa empieza a presionar a las instituciones tradicionales

La referencia es contundente: una niña en Bangladesh con un smartphone tiene acceso a más información que un estudiante de Harvard hace 20 años. Sin embargo, ¿qué se está haciendo para que esa niña sepa manejar esa información al igual que el estudiante de antaño? Este año, las universidades tradicionales comenzarán a resentir la disminución de ingresos por parte de sus labores de educación continua, que está siendo tomada gradualmente por los Cursos Masivos Abiertos en Línea (MOOC, por sus siglas en inglés).

Las tres plataformas con más usuarios, Coursera, edX y Udacity, ya tienen 29 millones de estudiantes inscritos. (EdSurge, 2015) Más aún, las plataformas están innovando mucho para mejorar la preparación de los estudiantes en línea en comparación con los matriculados, y están siendo inteligentes para desarrollar certificados con mayor validez y aceptación. Con estos movimientos están explotando la debilidad de sistemas educativos rotos y demasiado caros.

7. La subida de las tasas de interés cambiará muchas cosas

La subida de las tasas de interés de la Fed será un terremoto para quienes se acostumbraron a 9 años de dinero barato y no se sepan adaptar a los nuevos tiempos. Algunos de estos jugadores forman parte de ecosistemas emprendedores. Así como el 2015 fue el año de los unicornios[5], 2016 amenaza con ser el año de los unicorpses, o cadáveres de unicornios.

Con un mayor costo del dinero y con #emprendimientos agotándolo este año, los inversionistas de capital de riesgo tendrán más dificultades para cuadrar sus unidades económicas, por lo que las forzarán a los tener un enfoque más pragmático en sus ventas o a salir a la bolsa de valores para evitar que mueran. En cambio, a los emprendedores les exigirán un modelo de negocio más contrastado y, en algunos casos, que cuiden más el dinero.

Hay unas 531 empresas que podrían debutar en bolsa, entre las que destacan Uber, Airbnb y Dropbox, todas inmersas en una creciente incertidumbre entre los mercados privados. La mayoría de estas empresas son de software y se desenvuelven en las áreas de datos, seguridad, gestión de desempeño, movilidad, telecomunicaciones y la integración de aplicaciones. (CB Insights, 2015)

Es interesante que la subida de las tasas de interés ayudará a los países emergentes como China, Brasil, México, Turquía, Corea del Sur e Indonesia, que han sido castigados severamente por el superdólar. El área de Latinoamérica y sus emprendimientos serán de interés, especialmente por los cambios políticos del 2015, que liberalizarán varios mercados en los próximos meses.

Asimismo veremos la clarificación de la economía colaborativa, en que se resolverán varios pleitos legales que nos dirán ¿qué es el trabajo remunerado?, ¿cuál es la diferencia entre un empleado y una persona que comparte?, ¿cuáles son sus obligaciones y hasta dónde están los límites para cada parte?, ¿qué otros usos se le puede dar a la economía colaborativa?, ¿cuáles de los emprendimientos son redefiniciones y cuáles son verdaderas innovaciones?

En síntesis, con estas 7 tendencias encontramos que en la constante de cambios rápidos y profundos nuevamente ganará quien mejor sepa evolucionar y adaptarse a las nuevas circunstancias.

¿Qué distingue a un #emprendedor de un empleado?

La educación que recibimos a los largo de nuestras vida se enfoca en estudiar mucho para conseguir un buen trabajo, ascender en el escalafón gerencial y aguardar por  el pago de prestaciones y pensión que nos aseguren una jubilación que nos permita vivir nuestros últimos días con tranquilidad.

No obstante, una de las principales lecciones que se pueden aprender de los libros del escritor y asesor de negocios Robert Kiyosaki es que es necesario realizar un cambio de mentalidad; es decir, sacar al lector de su zona de confort y darle las herramientas necesarias para que se convierta en un emprendedor, es decir, en constructor de su propio camino.

Efectivamente, si queremos acceder a un sistema de seguridad social, de pensiones o afore, tenemos que conformarnos con trabajar toda nuestra vida para alguien más, para el proyecto de otra persona que tendrá un alcance muy limitado en nuestra vida. En muchos casos, estos trabajos “de por vida” generan una frustración en los empleados, que se sienten sin alas.

Por si fuera poco, las pensiones y afores no se encuentran del todo estables: hemos visto casos como la crisis de Grecia en los últimos años, así como la de Argentina a finales del siglo XX, en donde las pensiones fueron golpeadas por los errores financieros cometidos desde la clase política. Es por ello que si estás pensando en que tu trabajo y tus aportaciones de seguridad social son una seguridad para tu futuro, estás en un error.

Ante esta incertidumbre de conseguir un buen trabajo o ser un emprendedor, me permito poner a tu consideración algunos puntos clave que puedes meditar para saber cuál es el camino que se acopla mejor a tu carácter y a tu actitud.

emprendedor

Seguridad  

No cabe duda de que existen empresas con excelentes prestaciones que te permiten tener una seguridad salarial, esa remuneración económica que sabes que recibirás en un momento determinado sin importar si trabajaste mucho o no, si hubo buenas ventas, o si fuiste el empleado del mes o uno más dentro de la empresa.

Esta condición es la que se suele buscar sobre todo cuando se terminan los estudios universitarios, cuando los jóvenes buscan una estabilidad que les proporcione un punto de apoyo para crear sus proyectos. Es bueno tomar experiencia trabajando dentro de los esquemas empresariales, pero hay que tener cuidado si esto nos impide seguir creciendo.

Aventura

Este es uno de los elementos característicos del emprendedor. Debes estar consciente de que cuando decidas entrar en este camino pasarás por momentos de incertidumbre, momentos que te pueden desanimar y hacerte claudicar de tus sueños y proyectos. Por ello, la carrera del emprendedor es más de resistencia que de velocidad y, sobre todo, de tener metas fijas acerca de lo que quieres lograr. La aventura y la incertidumbre son las dos palabras que más asustan a los jóvenes y por lo cual deciden buscar opciones que les otorguen mayor seguridad.

Proyecto

Decía Catherine Cook, cofundadora de MyYearbook, hoy día convertido en MeetMe: “Para cualquier emprendedor: si quieres hacerlo, hazlo ahora. Si no lo haces, te vas a arrepentir”. Estas son palabras que nos hacen reflexionar acerca de una cualidad importante en el emprendedor: la capacidad de decisión.

Esa decisión se manifiesta desde el momento en que decides comenzar tu proyecto. Uno de los beneficios de elegir este camino radica en ser tu propio patrón, en que nadie más que tú pone las reglas y sobre todo los límites de tu proyecto.

Conocer tus límites

Todo emprendedor debe conocer su capacidad para resolver problemas. En la primera etapa te darás cuenta si estás listo o no para el mundo de los negocios; en cambio, cuando cuentas con un empleo dentro de alguna empresa estás sometido a diversos límites, ya sea por tu departamento, por el tipo de trabajo que realizas e incluso por las afinidades que tengas con tus compañeros de trabajo.

Aunque actualmente existen tendencias dentro de algunas empresas acerca de fomentar la creatividad de sus empleados, estás dentro de un esquema que no fue establecido por ti y por ello tienes que acoplarte… aunque no estés del todo de acuerdo.

Espero haberte creado conciencia acerca de la importancia de atreverte a ser emprendedor, sobre todo en la economía globalizada del siglo XXI. En los últimos años hemos visto cómo diversas economías tanto de primer mundo como en vías de desarrollo se tambalean y generan incertidumbre, llegando al extremo de modificar los sistemas de seguridad social y pensiones.

Por ello te invito a pensar en la posibilidad de tomar un camino distinto, que aunque no es más fácil, sin duda te hará crecer como profesionista.

vía soyentrepreneur.com

“Cinco materias que no aprenderás en la universidad”

 

estudiantes

 

1. Felicidad: ¿Te enseñaron en la Universidad a ser feliz con quién eres, estás, tienes y careces? mmm… al menos a mí no, eso es lo que las escuelas deberían enseñar, a ser felices, plenos con uno mismo, a sonreír ante la adversidad y perseverar hasta mejorar los resultados pero, disfrutar absolutamente la vida, tal y como es.

2. Servicial: ¿Cuántos proyectos co- o, independientes a las materias de la Universidad te ayudaron para hacer conciencia en la activación y participación social? mmm ¡no, no soy político! simplemente comunico que las universidades y las escuelas deben enseñar a los alumnos a ser serviciales con su nación y semejantes. Recuerda a la madre Teresa de Calcuta: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”, y qué razón tiene ¿no?

3. Liderazgo: ¿La Universidad fue fundamental para que aprendieras a ejercer positiva y eficazmente la influencia y poder sobre otros? piensa bien tu respuesta, te aseguro que la respuesta es “no”, y no con esto estoy diciendo que seas un mal líder ¡no! sólo expongo el argumento: las universidades deben ayudar a identificar, gestionar y fortalecer los liderazgos efectivos de su alumnado. En México (mi hermoso país), en la mayoría de las universidades a lo mucho, en sus planes de estudio, únicamente llevan una materia al semestre referido al tema ¡es una pena, lástima y más coraje! ¡cómo qué sólo una materia! ¡cómo! ¿Realmente piensas tu que en seis meses vas a aprender el liderazgo efectivo? ¡por supuesto qué no! y, agrégale ¿en dónde está la práctica, ahora? ¡rayos!

4. #Emprendedurismo: Aquí podrás tener un argumento para decirme qué sí, ¡Sí enseñan ahora las Universidades a emprender! y no lo negaré, pero aún faltan muchas universidades que lo hagan, pero también tengo un argumento, bajo mi experiencia, en la materia: “Formación de Emprendedores” se les guía a los alumnos para que conozcan la importancia y metodologías actuales para emprender pero, aún hace falta fortalecer e invertir en la cultura del “emprendedurismo”, en México, al menos, muchos de mis compatriotas, jóvenes profesionales (¡alto! aclararé algo aquí; no estoy exhibiendo a mi país, mucho menos a alguien en particular, sólo expongo una debilidad actual con responsabilidad y fundamento ante todo), fueron enseñados (en algunas Universidades) en el “hacer” y yo me pregunto ¿no es primero el “ser”? he sido testigo de ver y conocer excelentes jóvenes visionarios y emprendedores que, inician el desarrollo de su idea de negocio (algunos ni la terminan), si la terminan, empiezan a ejecutar su plan y modelo de negocios y ¡pum! por “x” o “y” circunstancia dejan de perseverar, insistir y continuar ¡dejan todo para el olvido! es aquí en dónde yo me cuestiono; y ¿el liderazgo? ¿el ser? ¿en dónde quedaron o cómo? ahora sí ¿ya me explique, verdad?

5. Creatividad: Es una pena que las Universidades y escuelas sean un ambiente de más lógica que creativo. ¿Porqué? porque en las escuelas invertimos más tiempo (y dinero, claro) que en casa… ¿no se supone que la escuela es para aprender de formas distintas y sustentables? ¿en dónde está la originalidad? mmm… ¡no veo nada de eso en la mayoría de las aulas! disculpa mi atrevimiento pero, mi intuición me dice que en los colegios y universidades de Hispano América más del 50%  no realizan talleres, cursos o sesiones de coaching (grupales-individuales) en dónde se les empodere a los alumnos a estimular su capacidad creativa ¿cómo deseamos tener un país único, original, diferente, líder, poderoso y demás, si no tenemos el capital humano con esas características? perdóname pero, un sólo individuo creativo no podrá con esa responsabilidad, necesitará de un equipo de alto rendimiento y creativo que compartan la misión y visión del líder, por muy creativo que sea la persona, ¡sola no podrá! o ¿piensas realmente que Steve Jobs, co-fundador de Apple Inc, literalmente, cambió solo al mundo? ¡por supuesto qué no! necesitó de un equipo innovador, creativo y versátil, sí, cómo él, Steve Jobs.

Cierro, lo antes leído no es para que se alarmen o te alarmes, no te preocupes, te invito a que ¡te ocupes por aprender por cuenta propia las 5 materias que no te enseñan en la universidad! busca ahora practicar.

Texto de Carlos Cabrera.