¿Cuáles son los mejores países para #emprender?

Existe una serie de factores que influyen sobre el hecho de que un país pueda atraer a emprendedores y contar con una economía abierta a los negocios.

curso-ideas-emprender

Cada año, la revista Forbes elabora un ranking de 144 países ordenados según sus ventajas para emprender y hacer negocios. Se basa, para ello, en datos recopilados por múltiples instituciones internacionales: del Banco Mundial y el Foro Económico Mundial al think-tank Heritage Foundation o a la ONG Transparencia Internacional, entre otros.

Eso permite a Forbes valorar aspectos como la capacidad tecnológica e innovadora de dichos países; su protección hacia los inversores y los derechos de propiedad; su nivel de impuestos, corrupción y burocracia; y su grado de libertad personal, comercial y monetaria. Y, pese a los problemas económicos de Europa, lo cierto es que nuestro continente sigue copando los primeros puestos de la lista de mejores países para emprender.

1º Dinamarca

A la cabeza de ésta encontramos a Dinamarca, un país reivindicado como ejemplo a seguir por políticos tan diferentes como Bernie Sanders o Albert Rivera, y queostenta uno de los entornos regulatorios “más transparente y eficientes” del mundo según la Fundación Heritage.

Aunque su crecimiento en los últimos años no ha sido especialmente destacable (un 1,1% el año pasado), es una economía que presenta unas bases sólidas para la actividad comercial y, de hecho, se sitúa en el top 20 para 10 de los 11 indicadores evaluados con el estudio (sólo ‘pincha’ en burocracia, donde se sitúa en el puesto 28).

Hace poco más de un año, la Unión Internacional de Telecomunicaciones proclamó a Dinamarca como “el país más conectado del mundo“, superando a Corea del Sur en extensión del acceso a Internet y en penetración de la tecnología móvil.

2º Nueva Zelanda

El archipiélago oceánico ocupa en la lista Forbes el mismo puesto de subcampeón que en el ranking ‘Doing Business 2016’ del Banco Mundial. Su economía es la más pequeña del top 10 y se encuentra estrechamente ligada a la de su gran vecino australiano, pero fomenta la actividad comercial gracias a un entorno regulatorio notablemente transparente y estable.

Su inversión en innovación e infraestructuras sitúan a la patria de Peter Jackson muy lejos ya del modelo fundamentalmente agrícola sobre el que se sustentaba hace 30 años. Ciertamente, su sector tecnológico no es por ahora demasiado destacable, aunque muchos sí usamos un servicio con sede en las islas creado por un polémico residente: MEGA, la penúltima creación de Kim Dotcom.

3º Noruega

En el tercer escalón del podio, volvemos a encontrarnos a una nación europea (y, más concretamente, escandinava). Noruega compatibiliza un sector privado dinámico y pujante con un amplio sector empresarial público, gracias sobre todo asu gran riqueza en recursos naturales, destacando especialmente el petróleo (que convierte al país en el tercer mayor exportador del mundo y aporta casi un tercio de los ingresos públicos). Aunque situado fuera de la Unión Europea, sí pertenece al Espacio Económico Europeo.

En materia tecnológica, cabe destacar que el año que viene se convertirá en el primer país del mundo en apagar la FM para pasarse a la radio digital.

4º Irlanda

Irlanda es un país pequeño cuya economía, basada en el comercio, había crecido un 6% entre 1995 y el comienzo de la crisis financiera. Tras unos años duros (rescate incluido) en 2014 la economía volvía a crecer al 3,6%. Su impuesto de sociedades, situado en el 12,5% ha constituido un factor clave para atraer inversión empresarial, sobre todo de grandes tecnológicas estadounidenses que trataban de evitar la alta fiscalidad de otros países europeos.

Además de albergar las sedes de las filiales europeas de compañías como Microsoft, Twitter o Apple, Irlanda también cuenta con referentes del sector como King Entertainment, la desarrolladora del videojuego Candy Crush.

5º Suecia

Tercer país escandinavo situado en el top 5 de la lista Forbes. Como sus países vecinos, ha construido sobre la sólida base de su riqueza en recursos naturales “un sistema mixto de amplios beneficios sociales y capitalismo de alta tecnología” que ya lidera a nivel global los pagos de consumo electrónicos.

Estocolmo, la capital del país y cuna de la plataforma de streaming Spotify, se estaba consolidando en los últimos años como un foco de atracción para numerosas startups extranjeras. Pero, como abordamos hace unos meses en TICbeat, la situación del mercado urbanístico estaría empezando a frenar la captación de talento de las empresas establecidas allí.

Más allá de la lista Forbes: a la búsqueda de incentivos

Sin embargo, hay un factor que Forbes no tiene en cuenta a la hora de elaborar su ranking, y que sin embargo puede resultar decisivo a la hora de decidirse a emprender y tomar una decisión sobre dónde crear las bases de una nueva startup: las ayudas públicas y los incentivos fiscales.

Recientemente, la firma de asesoramiento fiscal y legal para empresas Ad&Law publicó un estudio que analizaba los mejores países para emprender si ponemos el foco en este criterio: “Algunos estados se han dado cuenta del valor que supone para ellos estar a la vanguardia tecnológica, por lo que cada vez están más interesados en captar startups de otras regiones para incubarlas, acelerarlas y convertirlas lo antes posible en ‘scaleups’ y en imagen del país“.

Así, por ejemplo, Luxemburgo (24º en la lista Forbes) garantiza a los emprendedores la misma cantidad que aporte la empresa en fondos propios, siempre y cuando les interesa tu plan de negocio. Y si todavía no cuentas más que con una idea, puedes llegar a recibir hasta 50.000 euros para que desarrolles el plan de negocio allí.

Brasil (90º), por otra parte, cuenta con el obstáculo de ser una economía muy proteccionista, pero ofrece precios ventajosos a las startups que se establecen en sus parques tecnológicos (además de ayudas a fondo perdido y promoción institucional) lo que ha atraído a emprendedores españoles cuyos proyectos no habían resultado viables en España.

Otros países como Canadá (7º), Panamá (56º), Rusia (81º) o Emiratos Árabes (40º) optan por combinar ambas estrategias (igualar fondos propios + ayudas e incentivos para establecerse en áreas concretas).

Diferenciarse más allá del producto o servicio

En la economía de la atención, muchas veces el producto o servicio no es la única fuente de diferenciación con respecto a la competencia. Si bien una marca única, a lo Urbe, Airbnb, marca una gran diferencia porque fueron a nichos muy precisos y su modelo de negocios es único, no debemos centrarnos solo en crear un producto o servicio porque tal vez, y seamos sinceros, no alcanzamos a crear una propuesta tan especial.

En ese sentido, es importante ahondar en otros aspectos que transcienden al producto ensimismo y pueden ser el plus para destacarte de la competencia. Es la clave de los vendedores que destaca en su compañía sobre el resto de sus compañeros, de la venta de pizzas de su competencia.

A continuación se plantean algunas ideas que pueden ayudarte a marcar una distinción con respecto a tus compañeros.

creationpod.ie_design_service

1) Característica de producto: Es una característica funcional que nadie más tiene y que puede argumentar como diferencial. Es el caso de los huevos Bonegg con Antioxis, ideal para la piel y la memoria.

2) Posicionarse diferente: Es vender lo mismo de manera diferente. Listtos presenta la tradicional milanesa de pollo pero en forma de rebanada para hacer en tostadora.

3) Nivel de servicio: En general el servicio es tan mediocre que ofrecer un servicio esmerado y cuidando los detalles, hace la diferencia. En la Notaría 26 en Medellín tiene WiFi, lounge de espera con café, espacios amplios y es el mismo notario el que lo recibe y le firma el documento.

4) Storytelling: Las historias vinculadas a las marcas crean una conexión diferente, emocional y profunda. Los zapatos TOMs implantaron su filosofía del uno por uno. Compre un par y ellos regalan otro a una persona que lo necesita. Su historia es su diferencial.

5) Nicho de mercado: Esto es enfocarse en un segmento de personas con necesidades y gustos específicos. Hiscox se especializa en seguros diferentes para cada una de las profesiones.

6) Experiencia del cliente: Diseñar experiencias memorables para los clientes es una poderosa forma de diferenciación. Bogotá Travel Guide tiene un tour fantasmal en el barrio La Candelaria de Bogotá, donde actores representan los muertos.

7) Especialización: Si el nicho se enfoca en el quién, la especialización se enfoca en el qué.Librofutbol.com comercializa sólo libros de fútbol.

8) Distribución: Estar en más lugares y más convenientes para los clientes. Es intensificar la disponibilidad. Endulza tu Paseo distribuye sus postres en rutas predeterminadas de oficinas.

9) Diseño: Enfoque en la estética, la función y la forma como lucen los productos o servicios. Haceb con su colección Mixtura vende neveras que “visten” la cocina, como su versión de Custo Barcelona.

10) Procesos: Cuando el diferencial está en la forma como hace las cosas, del tipo “Hecho a mano”. EnVivo utiliza el arte para transformar las organizaciones, a través de la música, el teatro y la cocina capacita organizaciones. Más que el qué, es el cómo.

Las Comunidades de Práctica: una fuente para la #innovación

Con la clara intención de activar  la discusión sobre la importancia de las  comunidades de práctica  entre los emprendedores, como un mecanismo para el debate de ideas e intercambios de conocimientos. Les presentamos el siguiente artículo de Aitor Bediaga, especialista en el área de emprendimiento y desarrollo organizacional.

El objetivo es incentivar a los lectores del blog a enviar sus comentarios y dejar abierta la posibilidad que se activen para crear una Comunidad de Práctica.

comunidades1

 

¿Qué es una Comunidad de Práctica?

Las comunidades de práctica están formadas por personas que comparten una misma preocupación, conjunto de problemas o intereses acerca de un tema. Además las comunidades de práctica se caracterizan por tener una visión compartida, un lenguaje, una finalidad, etc. Las comunidades de práctica son estratégicas para la organización porque influyen en el desarrollo de la economía del conocimiento y está asociado con el concepto de “organizaciones que aprenden”.

Las comunidades de práctica por tanto es un acto relacional entre individuos que comparten una misma pasión. No tienen una dirección fija por lo que sus actividades difícilmente pueden ser planificadas. El objetivo último en el aprendizaje colaborativo basado en la práctica, porque según Angel Arbonies “solo sabes que tienes nuevo conocimiento cuando actúas, y actuamos cuando lo necesitamos, de manera que el conocimiento es contextual y se activa en determinadas circunstancias”.

¿Cuáles son las características de una Comunidad de Práctica?

Las comunidades de práctica se caracterizan por:

  • Existe un objetivo común entre los participantes de la comunidad de práctica.
  • Facilita a las nuevas incorporaciones la transferencia de conocimiento.
  • Mantiene la memoria colectiva en forma de conocimiento explícito.
  • La “jerarquía” de la comunidad esta basada en la meritocracia.
  • Existe una fuerte relación de confianza y respeto entre las personas que forman la comunidad.
  • La comunidad de práctica dispone de un coordinador/dinamizador el cual es encargado de moderar, supervisar y dinamizar la comunidad.
  • La dirección, por lo general, no debe participar directamente en las comunidades de práctica, sonredes autogestionadas.
  • Las comunidades de práctica están orientadas a compartir el conocimiento y colaborar entre los profesionales para generar nuevo conocimiento.

¿Cómo surgen las Comunidades de Práctica?

El nacimiento de la Comunidad de Práctica sucede “desde abajo” con la ayuda de “los de arriba”. Nace por tanto de manera espontánea por parte de un grupo de personas, donde se ofrece un fuerte sentido de identidad profesional a las personas que pertenecen a la misma. La organización debe supervisar y proporcionar los medios tecnológicos o de cualquier otro tipo para la creación y el mantenimiento de las comunidades de práctica. Pero que surjan de forma espontánea no significa que no deban ser coordinadas y supervisadas. Como cualquier otra actividad dentro de la organización estas actividades aún siendo autogestionadas deben ser coordinadas de algún modo con el resto de actividades de la organización.

Podemos pensar que esa mezcla de práctica común, beneficio mutuo, sentido comunitario e identidad es el mejor caldo de cultivo para la creación e intercambio de conocimiento y el aprendizaje colaborativo. A fin de cuentas el caldo de cultivo para el nacimiento de una comunidad de práctica.

Estructura de una Comunidad de Práctica

Como toda estructura organizativa, las comunidades de práctica también se crean manteniendo unaestructura bien definida. Las comunidades de práctica están formadas por grupos de personas autogestionadas, estableciendo un coordinador que será quien sea el encargado de “empujar”, supervisar y dinamizar la comunidad. Es cierto que cada participante actúa en beneficio mutuo, pero también es cierto que es la organización quien debe recoger, estructurar y almacenar el conocimiento que surja de la Comunidad de Práctica.

Como las comunidades de práctica se enmarcan dentro de la estructura organizativa, es importante la cultura imperante en la organización. Si la cultura de la organización es abierta y fomenta el flujo de información entre sus miembros, las Comunidades de Práctica tienen más posibilidades de crearse y mantenerse que en caso de organizaciones más cerradas, individualistas y con limitaciones a la hora de compartir información.

El carácter voluntario de las comunidades de práctica requiere de un reconocimiento y estímulo que permitan aumentar su productividad y demostrar al resto de la organización lo beneficioso de dicha comunidad.

¿Cómo cultivar una Comunidad de Práctica?

No es suficiente con crear la comunidad de práctica. La mayor dificultad está en mantenerla viva a través del tiempo. Por eso es importante por un lado incentivar a las personas que estén involucradas, la capacidad de generar motivación que tengan estas y crear un auténtico hábito de trabajo utilizando las comunidades de práctica. Por otro lado es importante visualizar y publicar los resultados obtenidos por la comunidad de práctica. Es imprescindible una retroalimentación constante entre el emisor y el receptor.

La clave de un buen funcionamiento de las comunidades de práctica está en que la creación de estas comunidades de prácticas no ha sido impuesta por el equipo directivo sino que ha surgido “desde abajo”. El equipo directivo tampoco puede dejar que se autogestionen completamente, lo que debe realizar es supervisar y dinamizar la comunidad. Por ejemplo puede facilitar recursos a utilizar, aportar ideas, apoyar las decisiones frente a la dirección, etc. Por tanto, una comunidad de práctica también debe gestionarse y debería tener un coordinador.

¿Cuáles son los beneficios de una Comunidad de Práctica?

Las comunidades de práctica son herramientas clave para la difusión y la compartición de conocimiento, así como para el aprendizaje colaborativo basado en la práctica. Un aprendizaje complementario a las actividades de formación convencional, en el que además de compartir el conocimiento adquirido por medio de una educación formal, se comparte el conocimiento adquirido a partir de la experiencia el cual puede llegar a ser igual o algunas veces más valioso que el primero.

Cuando un grupo de personas, reunidas de manera informal, convierten sus saberes personales o sus “saber hacer” individuales en valores colectivos que se está produciendo un aprendizaje. Por tanto, La comunidad de práctica es el marco adecuado donde las personas, al dialogar e intercambiar sus experiencias,ponen en común sus conocimientos. Ello favorece que el conocimiento sea un valor compartido. A través de las interacciones sociales se lleva a cabo el gran aprendizaje. Compartiendo experiencias, resolviendo problemas en equipo… Sin quererlo, compartimos nuestro conocimiento con el resto de personas que nos rodean.

Además entre los beneficios más destacados está el disponer de una base de conocimiento explícito y distribuido a lo largo de toda la organización de la que las nuevas incorporaciones pueden beneficiarse de una formación más práctica y útil con la identificación de mejores prácticas y trucos a utilizar en el puesto de trabajo.

Mirando las Comunidades de Práctica desde otro ángulo, pueden constituirse en una fuente de innovación importante para la empresa ya que el intercambio de información, conocimientos, puntos de vista entre los participantes genera nuevo conocimiento e ideas que no solo va a satisfacer la necesidad de cada uno sino que puede facilitar la innovación.

¿Qué les pareció el artículo?   Anímate y envíanos tu opinión.

¿Cómo #emprender desde la universidad?

 

IMG_0247

Cada vez son más los universitarios que buscan iniciar su propio negocio. Por ello, no resulta extraño que algunas instituciones académicas se han transformado con el paso del tiempo en semilleros de los nuevos líderes empresariales.

En 2011, las personas entre 18 y 24 años que comenzaron un negocio representaron 6.8% de los emprendedores mexicanos, cifra que en 2015 aumentó a 19%, de acuerdo con cifras del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2015/16.

“Nunca había sido tan importante entender qué inhibe y qué alienta el emprendimiento, considerando la gran cantidad de economías en dificultades y en especial, en aquellas en donde el desempleo está en aumento”, dijo Mike Herrington, autor del reporte y director ejecutivo del GEM.

Para Gerardo Obregón Salorio, CEO y fundador de Prestadero, una plataforma de préstamos personales (México) el deseo de emprender no se dio de manera espontánea, desde su etapa universitaria supo que quería crear algo.

“Empecé a trabajar cuando todavía estaba en la universidad y durante esa misma época también comencé con mi primer emprendimiento. Iniciar con mi propio negocio, que en ese entonces fue uno más tradicional, me ayudó a tener una visión sobre a qué quería dedicarme el resto de mi vida”, platica.

De igual forma que Gerardo, la actual generación de emprendedores en ciernes tiene sus ejemplos a seguir.

Consejos para emprender desde la universidad

A continuación, Gerardo Obregón Salorio comparte cuatro consejos con los universitarios que se encuentran en el proceso de comenzar un negocio o tienen la intención de hacerlo antes de concluir su carrera.

Ten actitud
Tener actitud y creer que en realidad puedes emprender es el primer paso. Puedes tener una buena idea, pero la principal barrera que difiere de aquel que platica sus ideas en el bar y aquel que las realiza es contar con esta cualidad.

Estructura bien la idea
El problema al momento de estructurar una idea es que no saben por dónde empezar, pues lo ven como una masa de actividades sin orden. Para resolver esto, necesitas hacer un plan bien organizado que te permita entender tus objetivos de una forma clara y sencilla.

Analiza la posibilidad de emprender con socios
Emprender con socios o solo es una pregunta que siempre debes hacerte. Pero, debes ser consciente de que si al final decides iniciar un negocio acompañado, esta decisión tiene sus pros y sus contras. No olvides que un socio te debe complementar, si no lo hace y ambos tienen las mismas habilidades tu negocio no se beneficiará.

Ejecuta tu plan
Al momento de poner en marcha tu negocio, no te olvides de contemplar entregables específicos como espacio de oficinas, el registro de tu marca, lanzar una página web y solicitar cotizaciones. Todas estas actividades te ayudarán a trazar una ruta crítica de tu proyecto.