La octava edición de Caracas Startup Weekend será en la Unimet

FacebookP

Los emprendedores del país tienen una cita del 23 al 25 de septiembre en la octava edición del Caracas Startup Weekend. Un evento que tiene por finalidad apoyarlos en la generación de proyectos innovadores y transformar sus ideas en nuevos negocios, mediante el trabajo en equipo, colaboración y el networking. El encuentro se celebrará en la Universidad Metropolitana.

El Caracas Startup Weekend es una experiencia de un fin de semana, en la que 120 emprendedores, bajo el método “aprender haciendo”, comparten propuestas, forman equipos, desarrollan productos y crean nuevas ideas de negocios. Después de una intensa jornada de 54 horas, presentan sus proyectos ante un jurado compuesto por líderes empresariales.

En el evento participan expertos en tecnología, diseñadores, innovadores, especialistas en mercadeo y personas entusiastas del emprendimiento, quienes aprovechan esta oportunidad para exponer sus iniciativas y concretar alianzas. El proyecto ganador obtendrá una beca en la incubadora de la Universidad Metropolitana, Novos i+e. El Startup Weekend es una actividad mundial, y hasta la fecha se han realizado más de 1.500 convocatorias en 726 ciudades.

La entrada tiene un costo de Bs. 12.000,00, en preventa hasta el 15 de septiembre, luego tendrá un valor de Bs. 15.000,00, la cual cubre los costos de traslados desde y hasta la estación del Metro La California, instrucción y asesorías con mentores especializados, todas las comidas, meriendas, hidratación y material POP

Las personas interesadas en participar deben  completar el  formulario incluido en el sitio web del evento   Caracas Startup Weekend  

Anuncios

10 tips para construir tu marca personal

Descubrir los propios valores, una actitud proactiva, mezclar canales y crear un storytelling basado en la coherencia, la autenticidad, la naturalidad y la transparencia, algunos factores a tener en cuenta. 
startup-photos.jpg

“Tu marca es lo que dicen de ti cuando tú no estás presente”, según Jeff Bezos, CEO de Amazon y actualmente el hombre más rico del mundo de acuerdo con la revista Forbes.

De diseñar iluminación y escenografía para el teatro a fundar LinkedIn, la red profesional recientemente vendida a Microsoft por US$26.000 millones, Allen Blue es un emprendedor de éxito; al igual que Nolan Bushnell que no cesa de sacar el genio que todos llevamos dentro, mediante un aprendizaje más inteligente. Es uno de los pioneros de los videojuegos, fundador además de Atari o Brainrush. ¿Se puede emprender en multitud de sectores muy diversos entre sí? Jim McKelvey ha conseguido poner en marcha empresas en ámbitos tan dispares como educación, construcción, impresión o software, y hasta el momento no ha tenido que vender ninguna.

Estos son sólo tres ejemplos de la infinita lista de emprendedores que han tenido que hacerse a sí mismos. ¿Por qué conocemos su trayectoria? ¿Por qué su historia sí ha trascendido y de otros no conocemos ni su nombre? ¿Cómo han conseguido dejar huella? ¿Es importante la marca personal de un emprendedor? ¿Qué rasgos diferenciales tiene respecto a las de otro profesional o el CEO de una multinacional? ¿Influye en el éxito o fracaso de un proyecto? ¿Lo único que vale es la idea de negocio? ¿El resto es puro artificio?

En un mercado tan homogéneo como el actual, el personal branding es una tarea indispensable para el emprendedor, no sólo para adquirir cierta ventaja competitiva y diferenciarse del resto de los responsables, sino también para tener un peso específico en su sector y posicionarse como experto en su especialidad como si se tratara de una marca comercial.

A partir del contacto con la diversidad de emprendedores nacionales e internacionales que participan en la Startup Competition y se reúnen en cada edición de South Summit, la cita más importante del ecosistema emprendedor del Sur de Europa, los expertos de Spain Startup-South Summit han elaborado un decálogo para guiar la construcción y difusión de la marca personal de los emprendedores y su influencia en el éxito de su startup.

1. Descubrir los propios valores

¿Quién eres? ¿Qué ofreces? ¿Qué aportación realizas al mercado? ¿Qué te hace diferente? Estas son las primeras cuestiones que debe plantearse un emprendedor para construir su propia marca personal y así definir los valores que lo hacen relevante y diferente del resto. Es importante hacer una lista con los puntos fuertes y débiles: atributos que el propio emprendedor ha de identificar como suyos, sin caer en el error de proyectar en sí mismo valores ideales con los que realmente no se identifica.

¿Cuáles son los atributos personales más demandados? Creatividad, carisma, eficacia, especialización, adaptabilidad, ética, polivalencia o rapidez. ¿Todos valen para crear la marca personal? Depende de la situación, la tipología del proyecto y, por supuesto, las propias capacidades personales.

2. Búsqueda de contactos

De nada sirve ser muy relevante profesionalmente si nadie te conoce. El networking es, por lo tanto, un factor clave para generar visibilidad y desarrollar la marca personal. ¿Cómo generar estos vínculos relacionales? Es fundamental retomar contactos anteriores, organizar eventos propios y asistir a ferias, congresos o seminarios del sector, donde ‘dejarse ver’ y al mismo tiempo conocer a los profesionales más relevantes de ese ámbito. Ser prescriptor de otros que forman parte de tu red de contactos, realizando algunos favores o apoyando a alguien de manera altruista, siempre puede ser una ventaja para fortalecer y crear nuevos vínculos.

3. La actitud

La perseverancia es una cualidad fundamental de cualquier emprendedor para sacar adelante su proyecto. En este caso, juega un papel fundamental la gestión del fracaso y qué consideración tiene en la sociedad. Muchos emprendedores han fracasado antes de triunfar, como Juan Urdiales, cofundador y coCEO de Jobandtalent, quien tras fundar su primera empresa junto con dos compañeros de facultad, decidió salirse del proyecto. Tiempo después cofundó la plataforma de búsqueda de empleo, que ya ha obtenido importantes rondas de financiación por inversores internacionales.

4. Experto en una determinada materia

Como emprendedor en un ámbito profesional concreto hay que compartir los conocimientos sobre el sector para posicionarse como un experto y fortalecer su reputación y prestigio profesional. Ofrecer contenido e información de calidad será fundamental para lograr ser un experto. Una forma de demostrar ser un auténtico gurú consiste, en muchas ocasiones, en saber dominar un lenguaje apto para todos los potenciales receptores, ser claro, conciso y concreto, no abusar de tecnicismos y utilizar un vocabulario siempre positivo.

Para llegar hasta ahí, siempre suele haber un largo camino. Allan Grant lleva siendo un apasionado del desarrollo de software desde que diseñó con siete años su primer juego. Entre los 13 y 18, dedicó 10.000 horas a codificar juegos online con miles de jugadores. Ya en la universidad, fundó una empresa de desarrollo web y no paró hasta convertirla en una compañía rentable con más de 50 empleados. Ahora Allan está volcado en Hired, un mercado en Internet en el que las empresas más importantes pueden competir por hacerse con el mejor talento técnico (ingenieros de software, diseñadores, científicos de datos y gestores de productos).

5. Mezcla de canales

¿Dónde ofrecer este contenido? ¿Cómo crear valor? Para que un emprendedor forje su marca personal hay que ser activo en cualquier canal. Por tanto, la mezcla de offline y online es la sinergia perfecta.

Internet es una herramienta accesible, útil y que no exige muchos recursos a nivel económico. Pero sí esfuerzo, constancia y una importante dedicación. Además, no todo vale; hay que adaptar cada mensaje. Cada espacio tiene sus propias características: vocabulario, tono o público objetivo. Y prestar especial cuidado al contenido que colgamos online; cualquier mensaje o comentario inapropiado se paga caro en el mundo digital. Otro de los errores de muchos emprendedores es considerar Internet como un mero escaparate y olvidar la interacción con el resto de usuarios. La Red es sinónimo de conversación y a golpe de clic podemos acceder a consumidores, inversores, posibles socios estratégicos u otros emprendedores.

El canal offline es también una de las mejores formas de construir la imagen personal. El emprendedor no puedo olvidar ‘salir a la calle’ y establecer relaciones cara a cara o participar en los medios de comunicación como un experto en su sector.

6. Dejar huella

Que el fundador de una empresa sea reconocido y tenga un fuerte impacto en la sociedad, hasta llegar a convertirse incluso en un icono, siempre es una importante ventaja. ¿Qué requisitos son necesarios para lograr dejar esa huella? Por un lado, ser fiel a los propios valores y, al mismo tiempo, tener claros la misión, visión y objetivos a perseguir. En definitiva, mantener un rumbo firme y defender lo que se cree. Este doble perfil es lo que permitió, en gran parte, el éxito de Steve Jobs.

7. Coherencia, autenticidad, naturalidad y transparencia

Son principios básicos para la creación de una marca personal sólida y sincera. Para contar con una buena reputación es imprescindible saber transmitir credibilidad, coherencia, seguridad y construir un discurso transparente, que genere confianza.

8. Construcción del storytelling personal

¿Qué historia hay detrás de un emprendedor? ¿Cuál es su trayectoria profesional? ¿Cómo darla a conocer? ¿Cómo crear un discurso verosímil y que capte la atención? El personal branding no es improvisación, es estrategia, por lo que es aconsejable el asesoramiento profesional para descubrir la historia, desarrollarla y comunicarla. “Se trata de construir una historia auténtica, con valor, diferente y que genere interés”, asegura Álex Barrera experto de Press 42 en storytelling. Por lo tanto, elstorytelling personal es una obligación para los emprendedores si quieren despertar la atención, seguridad y notoriedad de su proyecto, sobre todo en las fases iniciales.

9. Tiempo y recursos

El personal branding se crea y moldea poco a poco y ha de ser afrontado como una inversión a largo plazo y que requiere paciencia. Para evitar malgastar tiempo y dinero, hay que conocerse bien a sí mismo, no vender ‘humo’ y saber identificar qué tiene realmente cabida en la creación del storytelling personal. La medición del impacto generado permitirá ver cómo evoluciona la marca personal, la aceptación que tiene y plantear posibles mejoras.

10. La marca personal sobrevive a la profesional

Que una startup deje de existir significa el fin de una marca profesional, pero la personal sobrevive, porque va unida al emprendedor más que al proyecto. Invertir en personal branding es hacerlo también en visibilidad para futuros proyectos.

Aprende a emprender con Novos i+e

Ce6VlAFWsAE8p5B

¿Tienes una idea de emprendimiento y quieres desarrollarla? Entonces, aprovecha la oportunidad que brinda el Centro de Innovación y Emprendimiento Novos i+e, adscrito a la Universidad Metropolitana, de participar en el taller “Aprendiendo a Emprender” donde obtendrás las herramientas básicas para desarrollar tu idea.

El director de Novos i+e, Dr. José Roberto Bello, precisó que será un taller teórico y práctico donde los asistentes aprenderán a desarrollar su competencia emprendedora, manejar herramientas para detectar oportunidades de negocios y formular propuestas emprendedoras.

Destacó  destacó que el taller está abierto para todas las personas que quieran emprender, pero no manejan las herramientas necesarias, sin importar la edad o sexo. “Al venezolano le gusta emprender, y la situación del país ha potenciado esas iniciativas. De ahí, surge la necesidad de ofrecer a los interesados  las herramientas básicas para que establezcan las bases de sus proyectos de emprendimiento”.

El taller se impartirá los días 2 y 3 de septiembre en la sede de Novos i+e, en el edificio Cendeco de la Universidad Metropolitana, y quienes participen obtendrán un descuento de Bs. 5.000 en la entrada al Caracas Startup Weekend que se celebrará del 23 al 25 de septiembre en la Unimet.

La convocatoria está abierta para toda la comunidad de la Unimet y para las personas externas a la institución que deseen poner en marcha su proyecto emprendedor.

Los interesados en deben llenar el siguiente formulario en el sitio web de Novos i+e

 

 

¿Que es un mentor?

Quienes se inician el camino del emprendimiento, siempre se preguntan aquellas personas que ayudan a los emprendedores a conseguir sus objetivos profesionales. Son los llamados coaches o mentores.

Un concepto mucho más completo, ya que este profesional no solo tiene el papel de guiar al emprendedor o empresario hacia sus metas profesionales, sino que también le ayuda a superar sus miedos, obstáculos, enseñándole recursos y prácticas para manejar la situación actual en la que se encuentra.

Concept of teamwork: Close-Up of hands business team showing un

¿Qué es un mentor?

El mentor es la persona que transmite a otra sus conocimientos y experiencias.

Por tanto, es una especie de guía, consejero, profesor, una fuente de energía y motivación, cuyo objetivo es enseñar los posibles caminos que existen al emprendedor, gracias a los conocimientos y habilidades que ha adquirido a lo largo de su trayectoria.

Un mentor no es solo alguien que analiza tu situación y te dice qué opciones tienes para seguir adelante. Además, te ofrecerá sus consejos y aún mejor, su apoyo para no rendirte a la primera de cambio.

Por otro lado, debe existir plena confianza entre ambos, esa es la base principal para tener un mentor. Si no crees en tu mentor, en todas sus experiencias vividas, sus consejos no te sirven para motivarte, o si el mentor no cree en tus posibilidades, puedes estar seguro de que eso no es un mentor.

No solo existen mentores para negocios, además existen mentores que ayudan a las personas a elegir una carrera, una profesión, están también los que ayudan a sentir más confianza en uno mismo y a encontrar el equilibrio para ser feliz, o incluso existen guías para ponerte en forma y perder peso, los deportivos.

Veamos algunas razones por las que puedes necesitar uno en tu vida

5 razones por las que necesitas un mentor

1. Te motivará

Un buen mentor tiene una visión mucho más completa del sector en el que te quieres mover.

Saben cómo funciona todo, la política, cómo influyen las decisiones sobre una empresa y su entorno, y esto te puede ayudar a perfilar nuevas ideas y pensamientos que te permitirán ir más allá y no quedarte solo en lo superficial.

Además, esas ideas que desconocías supondrán un reto y te motivará a seguir avanzando, incluso en los peores momentos.

2. “Sacará las uñas” por ti

Si te caes, el mentor estará ahí para darte un abrazo y decirte que no te rindas y sigas luchando por lo que quieres.

Con ese fracaso, ya habrás aprendido una lección. Además, el mentor estará ahí para recordártelo y aconsejarte basándose en otros errores que ellos cometieron para que tú no los cometas.

Te ayudarán a tomar decisiones inteligentes para tu negocio. De esta forma, cuando el mentor ya no esté a tu lado, sepas desenvolverte adecuadamente, considerando todo lo aprendido con él.

Te protegerá en todo momento, evitando cualquier mal para tu negocio y para ti.

3. Ampliará tu red de contactos

Gracias a su experiencia, el mentor conocerá a muchas más personas relacionadas con el sector que tú.

Por lo que algunos de sus contactos pueden servirte de gran utilidad para tu emprendimiento en un momento determinado.

4. Te abrirá los ojos

Un buen mentor compartirá sus vivencias contigo y, por tanto, te dará sus mejores consejos.

Puedes creer que ibas por el camino correcto, pero si tu mentor te dice que no es la vía adecuada, hazle caso ya que sus vivencias y experiencias pueden darte una gran lección de vida.

Notarás un gran apoyo y tu mente se hará más fuerte. Además, el mentor nunca te abandonará y estará ahí en los momentos más difíciles, motivándote.

5. Te hará comprometerte al máximo con tu proyecto

Al igual que exiges encontrar un mentor que confíe en ti y en tu emprendimiento, el mentor que elijas también te pedirá que seas formal y te comprometas al 100 % con tu proyecto.

Si lo piensas por un momento, cualquier persona que realiza su trabajo no le gusta perder el tiempo. Y además, le gusta sentirse realizada, es decir, sentirse que ha hecho bien su trabajo y que la otra persona responde.

Si un mentor se percata de que todo lo que ha hablado con el emprendedor cae en saco roto y hace caso omiso de todos sus consejos, el mentor se sentirá fracasado y decidirá no seguir apoyándole.

11 conceptos que debes conocer si vas a emprender

La multinacional Unísono, que centra su dinámica en la experiencia de los clientes con las empresas, comparte un diccionario básico que emprendedores y emprendedoras deben tener claro al adentrarse al mundo de la búsqueda de oportunidades para ideas nuevas.

Se trata de conceptos básicos que se utilizan en este ámbito y que permite ilustrar en que cosas hay que fijarse para dar los primeros pasos en cualquier emprendimiento.

Business Team Conversion Talking about work after they go to con

 

Estos son los conceptos

1.  Incubadora: organizaciones que ofrecen asesoramiento para transformar una idea en un proyecto de negocio viable.

2.  Aceleradora: organizaciones que tienen como objetivo conseguir capital para la expansión de un negocio existente.

3.  Coworking: forma de trabajo que permite que diferentes profesionales, emprendedores y Pymes compartan un espacio de trabajo para el desarrollo de sus proyectos profesionales. Los empleados se benefician de una comunidad multidisciplinaria que potencia proyectos conjuntos.

4.  Crowfunding: financiamiento colectivo para para conseguir los recursos necesarios que permitan poner en marcha diversos proyectos, proceso que se realiza a través de internet. En caso de que el emprendedor no consiga financiamiento, el crowfunding se convertirá en una de las principales fuentes de ingresos.

5.  Crowdlending: proceso en la que particulares y empresas se financian entre sí a cambio de un tipo de interés, siendo una alternativa a los préstamos tradicionales de las entidades bancarias.

6.  Hub: espacios destinados al desarrollo de coworking.

7.  Business Angels: inversores que apuestan por apoyar a nuevos proyectos empresariales atractivos con una rentabilidad potencial, pero también con un alto riesgo. Buscan incentivar el emprendimiento y la conjugación de actores relevantes de la industria tanto en el sector público como privado.

8.  Capital Semilla: concurso realizado por Corfo que fomenta la creación de nuevos proyectos de emprendimiento con un alto potencial de crecimiento en Chile.

9.  Start-up Unicornio: compañías que alcanzan una valoración superior a los mil millones de dólares. Algunas de las más rápidas han sido Pinterest, Twitter, Yellow Mobile, Xiaomi, Groupon o Slack.

10.  Empresas Little Pony: aquellas que ganaron más de diez millones de dólares anualmente.

11.  Venture Capital: inversor profesional orientado a la creación y captura de valor. Su objetivo es ayudar al correcto desarrollo del negocio y control de los recursos. El inversor busca que la empresa crezca mucho y rápidamente para encontrar un comprador para su participación o realizar una salida a Bolsa.

5 estrategias de negociación ganar-ganar.

Katie Shonk en “The Negotiation Insider” de la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard, plantea que los negociadores en el mundo de las organizaciones son conscientes de la importancia de llegar a acuerdos de ganar-ganar: cuando las dos partes están satisfechas con el acuerdo alcanzado las posibilidades de seguir manteniendo relaciones provechosas son mucho mayores.

ico-destinonegocio-scamper-istock-getty-images.jpg

Pero las estrategias concretas que permitan un contrato ganar-ganar con frecuencia parecen ser escurridizas. Expertos del Programa de Negociación de la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard proponen las siguientes:

1.- Realizar muchas ofertas simultáneamente

Si hacemos una sola propuesta en la mesa de negociación aprenderemos muy poco de la otra parte. Por el contrario si realizamos varias a la vez, todas con un valor similar para nosotros, si nuestros interlocutores rechazan todas podemos preguntarles cuál es la que les gusta más.

Su preferencia por una propuesta específica nos puede dar pistas de cómo podemos enfocar la negociación para obtener valor y generar alternativas que produzcan ganancias para ambas partes.

Al tiempo que identificamos potenciales posibilidades de ganar-ganar al realizar múltiples ofertas estamos mostrando nuestra flexibilidad y nuestra disposición y deseo de entender las preferencias y necesidades de la otra parte. Max Bazerman, experto en negociación, recomienda hacer tres propuestas en cada ocasión.

2.- Incluir una cláusula con derecho de igualar posibles ofertas de otras partes

Implica introducir en el contrato de la negociación la garantía de que una parte tiene la posibilidad de igualar cualquier otra oferta que la otra parte pueda recibir posteriormente.

Por ejemplo en el caso de la negociación entre un casero y un potencial inquilino el primero quiere conservar la posibilidad de vender la casa en un futuro mientras el potencial inquilino quiere permanecer en la misma todo el tiempo que quiera.

Al ofrecer a este último la posibilidad de igualar cualquier oferta que se le haga al casero éste puede evitar una mudanza si desea adquirirla y permanecer en la casa.

3.- Intentar alcanzar un acuerdo de contingencia

En las negociaciones con frecuencia se producen tiempos muertos porque las partes tienen distintas perspectivas sobre lo que puede ocurrir en un futuro. Por ejemplo podemos estar convencidos de que podemos finalizar un proyecto en los plazos marcados y ajustándonos al presupuesto mientras el cliente puede pensar que nuestra propuesta es poco realista.

En estas situaciones un acuerdo de contingencia que incluye promesas, “si ……, entonces”, dirigidas a reducir el riesgo de futuras incertidumbres, ofrece a ambas partes una vía para estar de acuerdo o desacuerdo mientras siguen avanzando plantea Lawrence Susskind, profesor en el MIT, en su libro Good for You, Great for Me: Finding the Trading Zone and Winning at Win-Win Negotiation”.

Los compromisos de contingencia, también, con frecuencia, crean incentivos para su cumplimiento y penalizaciones para su no cumplimiento. Podemos proponer algún tipo de multa si entregamos tarde un proyecto por ejemplo.

Para añadir un acuerdo de contingencia a un contrato ambas partes deben comenzar por describir los escenarios que piensan que van a surgir en el futuro, para posteriormente negociar los requisitos y expectativas que parecen apropiados para cada escenario. Finalmente incluir los escenarios y las repercusiones negociadas y las recompensas en el contrato.

4.- Negociar posibles daños con antelación

No todos los hechos futuros se pueden anticipar en los acuerdos de contingencia, por lo que otra forma de alcanzar acuerdos ganar–ganar es a través de la inclusión en los mismos de cláusulas en las que se estipule cual es la indemnización en el caso de que el contrato se incumpla.

5.- Buscar acuerdos post-negociación

Imaginemos que acabamos de alcanzar un acuerdo con el que estamos bastante satisfechos pero pensamos que podíamos haber logrado mayores beneficios para nosotros.

La sabiduría tradicional nos aconsejaría seguir adelante y no pensar en ello, pero Bazerman recomienda preguntar a la otra parte si estaría dispuesta a volver a echar otro vistazo al acuerdo para ver si se puede mejorar, planteando que puede rechazar en cualquier momento el acuerdo revisado si cree que no consigue mejorar los resultados para ambas partes.

10 principios de la innovación para emprendedores

La innovación se agudiza en entornos donde la limitación de recursos y medios es importante y donde existe poco poder adquisitivo. Por eso la innovación social constituye un esfuerzo enorme de creatividad. Un empeño que exige asumir y tratar de cumplir con algunas “leyes” que harán de la aventura de emprender en innovación social un ejercicio menos arriesgado: los 10 mandamientos de la innovación para emprendedores.

digital composite of hands using notebook with graphics

1. Respetarás el dinero.

Está claro que en un proyecto de innovación social, o en una empresa social, la misión o el propósito son de suma importancia. Es el corazón del negocio, su por qué. Pero no subestimes la cuestión de la financiación ni des por hecho que el dinero llegará. Aunque sea innovación social, ha de ser activa e independiente. Y en el escenario actual, sus promotores han de ser lo más innovadores posible también en la búsqueda de financiación.

2. Amarás la estrategia sobre todas las cosas.

Nunca pierdas la motivación social que te llevó a emprender tu iniciativa innovadora, intégrala en tu modelo de negocio, pero no dejes que te ciegue. En otras palabras, no dejes que la emoción de dirigir una empresa social se convierta en el sustituto de una sólida estrategia cuidadosamente pensada y sopesada. Sé paciente. No te extralimites. Y procura mantener el foco.

3.Santificarás la calidad.

El mundo actual es muy competitivo y los estándares son ahora más elevados y exigentes que nunca. Cuando algo se diseña de forma pobre o con escasa calidad, los usuarios lo notan. No importa lo encomiable y ética que sea tu propuesta innovadora, si el producto o servicio que quieres prestar es deficiente, no tendrás mucho qué hacer. En cualquier caso, actúa con principios lean. No cojas atajos.

Recuerda la máxima de Willian A. Foster “La calidad nunca es un accidente, siempre resulta de cuatro cosas: intención, esfuerzo sincero, dirección inteligente y ejecución con talento”.

5. No complicarás las cosas.

Gestionar un proyecto socialmente innovador es una tarea compleja de por sí, ya que obliga a combinar la perspectiva empresarial con la actitud de un proveedor de servicios sociales. Un tema espinoso. Como resultado, cuando más multifacético y complicado sea el proyecto, más probabilidades hay de que salga mal.

Las dificultades innecesarias no son buenas para tu estrés ni para tu productividad y puede que incluso haga más penosa la obtención de capital y la implicación de inversores. Para aumentar tus posibilidades de éxito, deshazte de lo complicado, simplificando al máximo el modelo de negocio y los procesos.

5. No comprometerás tu integridad.

La palabra integridad significa cosas diferentes para cada persona en situaciones distintas. Así que se trata de que hagas lo que necesites hacer para que tu empresa de innovación social sea un éxito.Aprende a decir “no”. Sin olvidar que hacerlo exigirá ser sensato, considerado e intuitivo. Sé pragmático. Conoce cuáles son los límites de tu misión social. Aprende a estar cómodo en situaciones incómodas. Y haz caso a tu instinto.

6. Hónrate a ti mismo.

Reconoce y acepta que todos tenemos fortalezas y debilidades, y que nadie puede hacer algo grande en solitario. Identifica cuáles son tus habilidades naturales, así como las cosas que te disgustan, y trata de sortearlas.

7. Conseguirás apoyos.

Entender y asumir de forma realista cuáles son esas fortalezas y debilidades que te caracterizan te pondrá en una buena posición para cubrir esas lagunas a la hora de crear tu empresa. No nos referimos sólo a formar tu equipo más próximo: voluntarios, empleados y mentores.

Significa también aprovechar tus redes, identificando y participando en una comunidad más grande. El trabajo en red y establecer conexiones no es siempre fácil, pero salir de tu zona de confort te abrirá oportunidades inesperadas, tanto en lo personal como en lo profesional.

8. Cultivarás una relación saludable con tu emprendimiento.

Como todas las grandes aventuras, una iniciativa de innovación social te cambiará la vida. Cuando la situación sea pedregosa, y puedas oler el aroma de la fatiga profesional (e inevitablemente en algún momento lo será), no olvides por qué motivo decidiste embarcarte en esa aventura.

Cultiva tu relación con la empresa como lo harías con cualquier otra relación. Céntrate en mantener la inspiración, escucha y da poder a tus empleados, y aborda los problemas de frente.

9. No dejarás de cuidarte a ti mismo.

Empezar y gestionar una iniciativa socialmente innovadora es una aventura muy apasionante. Pero también, como cualquier otra empresa, rara vez es un camino de rosas.

Sin una buena autodisciplina para cuidar tu recurso más preciado (la salud física y mental), empezarás a sentirte exhausto, seco desde el punto de vista de la creatividad, estresado y nada eficaz. Sacrificar tu salud personal en aras de tu empresa innovadora es la mejor manera de terminar en fracaso. Dalo todo por ella, pero no exageres.

10. Aprenderás a bailar sobre la cuerda floja.

La innovación, sea social o de otro tipo, implica riesgo y que las cosas no vayan como estaba previsto. Los mejores emprendedores tienen la habilidad de ser flexibles, adaptarse a circunstancias cambiantes y encontrar la manera de alcanzar sus metas.

Los emprendedores sociales han de ser capaces de gestionar polaridades: estrategia y pasión, grandes sueños y rutina diaria, mantenerse informado de tendencias y gestión financiera, perfección y productividad.

¿Cuál ley te gustó más? ¿Cuál eliminarías?