4 consejos para afrontar las “vacas flacas”

ahorro_cambio-1-compressor

¿Te atreverías a arrancar tu emprendimiento sin contar con un fondo de reserva?  Esta práctica te da experiencia y te coloca en una mejor posición para negociar con inversionistas.

Si bien en la formación como emprendedores se aprende a diseñar un plan de negocios, levantar capital y ejecutar una visión, este proceso no es del todo realista. En el mundo real, las startups se enfrentan a los inversionistas ángeles y los capitales de riesgo no están dispuestos a participar en empresas que no hayan aprendido a manejar las “vacas flacas”.

Esto significa hacer bootstrapping para arrancar sus operaciones. En palabras simples, este término en inglés significa trabajar como se pueda con los recursos que se tengan a la mano. Básicamente, no esperar a tener dinero para hacer las cosas. La falta de fondeo externo puede ser una maldición o una bendición porque si logras arrancar con lo que tienes, en 18 meses no tendrás que preocuparte por pagarle a un inversionista. Esta es una manera común de arranque de negocios en Silicon Valley.

 Como emprendedor creo que hay muchas lecciones valiosas de aprender a administrar los pocos recursos que se tienen en los primeros años de “vacas flacas”. Por eso creo que los emprendedores que arrancan sus negocios incluso antes de tener inversionistas adquieren una experiencia invaluable. Puede ser un camino complicado, pero es un factor fundamental para el éxito futuro.

En Venezuela hay muchos ejemplos de startups y emprendimientos que inician con recursos propios, o tienen una fuente de ingreso por medio de la prestación de asesorías y proyectos. De esta manera garantizan los recursos mínimos para el funcionamiento.

A continuación presentamos unos consejos en caso que decidas optar por  el bootstrapping-

1. Los clientes son básicamente tu sangre

Cuando no tienes los fondos de papá o de inversionistas externos entiendes muy rápido   que los consumidores son los que te mantienen a flote (y pagan las cuentas). Debes cuidar a cada uno de tus clientes. La pPropuesta única de Valor (PUV) y la calidad del servicio debe ser la base de tu negocio. 

2. Domina el arte de la venta

Debes vender sí o sí cuando no tienes grandes reservas de efectivo. Antes que cualquier cosa, las ventas son los indicadores básicos del desempeño de un negocio. La estrategia de ventas debe ser integral en tu plan de negocios.

3. Controla tus gastos

Es indispensable que tengas un presupuesto cuando tu empresa solo sobrevive por las ventas que logras traer. Debes controlar tus gastos, analizar honestamente en dónde puedes cortar fugas de dinero y desarrollar un buen ojo para distinguir entre gasto e inversión. Cuando enfrentas las “vacas flacas” de los primeros años no te puedes permitir tener gastos que no estén destinados a hacer crecer tu empresa.

4. Sigue tus métricas

Sin una red de seguridad, es clave que entiendas cuáles son los indicadores que impulsan tu negocio. ¿Tienes una página web? Debes dominar Google Analytics. ¿Tienes un negocio de ventas? Debes tener una contabilidad experta. Entender los componentes granulares de tu industria (leads, retenciones, conversiones, etcétera) te ayudará a identificar en qué tienes que apretar las tuercas para impulsar el crecimiento de tu negocio.

Apretarte el cinturón y arrancar con lo que se tiene te hace fuerte. Obliga a tu compañía a probar su valor cada día. Te da claridad en la misión y visión de tu negocio. Cuando llegue el momento de buscar inversionistas, los años que pasaste acumulando experiencia demostrarán la viabilidad de tu idea y te darán una gran ventaja al momento de negociar.

Fuente: Entrepreneur

Anuncios

La importancia de delegar responsabilidades

delegar-funciones-de-trabajo-incrementa-la-responsabilidad-del-lider
La esencia del líder exitoso pasa por tener la capacidad de confiar y delegar en su equipo 

¿Cuál es una de las principales cualidades de un líder exitoso? No es que sepa dar órdenes, ni que sea un controlador obsesivo, ni siquiera excepcional en todo lo que hace… Un líder nato sabe delegar responsabilidades.

A medida que se escalan puestos, se amplían las responsabilidades y se vuelve más evidente la necesidad de deshacernos de algunas de ellas. Y es cumplir con mil y un tareas, producir un trabajo de altísima calidad, pensar en nuevas ideas y desarrollarlas y, encima de todo, mantenernos sanos es prácticamente imposible.

Si delegar permite crecer a otros, ganarnos su confianza y desahogarnos de trabajo para pensar en cosas más importantes, ¿por qué nos resulta tan difícil hacerlo? Quizá es porque no queremos “cargarle la mano a la gente”, parecer perezosos, o tememos perder el control y que el resultado no sea tan bueno como si lo hubiésemos hecho nosotros mismos.

Sea como sea, querer abarcarlo todo es uno de los errores más grandes que un líder en ciernes puede cometer.

La realidad es que delegar de forma efectiva, en lugar de restarle a tus logros, podría multiplicarlos. Si deseas mejorar el uso de tu tiempo, este aspecto es fundamental. Grábatelo muy bien: delegar es una fortaleza.

Toma en cuenta estos tips para delegar:

Rodéate por un equipo de trabajo de confianza. Tener un equipo conformado por personas capacitadas y responsables es fundamental para delegar tareas.  Selecciona con cuidado a los profesionistas con los que trabajarás.

Proporciónales información suficiente. A menudo, los líderes se limitan a pedir a sus subordinados que completen una operación  sin explicarles lo que hay detrás. Que éste no sea tu caso; al encomendar una tarea, ofrece siempre un panorama completo: los antecedentes, las tareas precisas a realizar y lo que pretendes obtener.

Establece los parámetros antes de comenzar. Explícales con detalle qué sí y qué no esperas que hagan antes de iniciar el proceso… no una vez que se encuentren en el camino.

Involúcralos en el proceso. Delegar responsabilidades no es únicamente quitarte un peso de encima: es implicarlos en el proceso, conseguir que se sientan parte de él y responsables también de los resultados. Eso les dará un sentido de satisfacción una vez que la tarea se haya completado.

Establece fechas para revisiones. Mantente cerca de tus empleados. Una cosa es delegar y, otra muy distinta, desentenderte de un proyecto. Crea una bitácora para revisar todos los trabajos que hayas encomendado.

Ofrece retroalimentación. Ten la confianza de decirle a tus empleados qué están haciendo bien y qué pueden mejorar, pero siempre desde un punto de vista constructivo. Revisa estos tips para dar una crítica constructiva.

Reconoce su trabajo. Una vez que hayan finalizado la tarea, dales todo el crédito. No hay nada más satisfactorio que recibir reconocimiento por algo que se hizo bien.

 

 

¿Que es un mentor?

Quienes se inician el camino del emprendimiento, siempre se preguntan aquellas personas que ayudan a los emprendedores a conseguir sus objetivos profesionales. Son los llamados coaches o mentores.

Un concepto mucho más completo, ya que este profesional no solo tiene el papel de guiar al emprendedor o empresario hacia sus metas profesionales, sino que también le ayuda a superar sus miedos, obstáculos, enseñándole recursos y prácticas para manejar la situación actual en la que se encuentra.

Concept of teamwork: Close-Up of hands business team showing un

¿Qué es un mentor?

El mentor es la persona que transmite a otra sus conocimientos y experiencias.

Por tanto, es una especie de guía, consejero, profesor, una fuente de energía y motivación, cuyo objetivo es enseñar los posibles caminos que existen al emprendedor, gracias a los conocimientos y habilidades que ha adquirido a lo largo de su trayectoria.

Un mentor no es solo alguien que analiza tu situación y te dice qué opciones tienes para seguir adelante. Además, te ofrecerá sus consejos y aún mejor, su apoyo para no rendirte a la primera de cambio.

Por otro lado, debe existir plena confianza entre ambos, esa es la base principal para tener un mentor. Si no crees en tu mentor, en todas sus experiencias vividas, sus consejos no te sirven para motivarte, o si el mentor no cree en tus posibilidades, puedes estar seguro de que eso no es un mentor.

No solo existen mentores para negocios, además existen mentores que ayudan a las personas a elegir una carrera, una profesión, están también los que ayudan a sentir más confianza en uno mismo y a encontrar el equilibrio para ser feliz, o incluso existen guías para ponerte en forma y perder peso, los deportivos.

Veamos algunas razones por las que puedes necesitar uno en tu vida

5 razones por las que necesitas un mentor

1. Te motivará

Un buen mentor tiene una visión mucho más completa del sector en el que te quieres mover.

Saben cómo funciona todo, la política, cómo influyen las decisiones sobre una empresa y su entorno, y esto te puede ayudar a perfilar nuevas ideas y pensamientos que te permitirán ir más allá y no quedarte solo en lo superficial.

Además, esas ideas que desconocías supondrán un reto y te motivará a seguir avanzando, incluso en los peores momentos.

2. “Sacará las uñas” por ti

Si te caes, el mentor estará ahí para darte un abrazo y decirte que no te rindas y sigas luchando por lo que quieres.

Con ese fracaso, ya habrás aprendido una lección. Además, el mentor estará ahí para recordártelo y aconsejarte basándose en otros errores que ellos cometieron para que tú no los cometas.

Te ayudarán a tomar decisiones inteligentes para tu negocio. De esta forma, cuando el mentor ya no esté a tu lado, sepas desenvolverte adecuadamente, considerando todo lo aprendido con él.

Te protegerá en todo momento, evitando cualquier mal para tu negocio y para ti.

3. Ampliará tu red de contactos

Gracias a su experiencia, el mentor conocerá a muchas más personas relacionadas con el sector que tú.

Por lo que algunos de sus contactos pueden servirte de gran utilidad para tu emprendimiento en un momento determinado.

4. Te abrirá los ojos

Un buen mentor compartirá sus vivencias contigo y, por tanto, te dará sus mejores consejos.

Puedes creer que ibas por el camino correcto, pero si tu mentor te dice que no es la vía adecuada, hazle caso ya que sus vivencias y experiencias pueden darte una gran lección de vida.

Notarás un gran apoyo y tu mente se hará más fuerte. Además, el mentor nunca te abandonará y estará ahí en los momentos más difíciles, motivándote.

5. Te hará comprometerte al máximo con tu proyecto

Al igual que exiges encontrar un mentor que confíe en ti y en tu emprendimiento, el mentor que elijas también te pedirá que seas formal y te comprometas al 100 % con tu proyecto.

Si lo piensas por un momento, cualquier persona que realiza su trabajo no le gusta perder el tiempo. Y además, le gusta sentirse realizada, es decir, sentirse que ha hecho bien su trabajo y que la otra persona responde.

Si un mentor se percata de que todo lo que ha hablado con el emprendedor cae en saco roto y hace caso omiso de todos sus consejos, el mentor se sentirá fracasado y decidirá no seguir apoyándole.

11 conceptos que debes conocer si vas a emprender

La multinacional Unísono, que centra su dinámica en la experiencia de los clientes con las empresas, comparte un diccionario básico que emprendedores y emprendedoras deben tener claro al adentrarse al mundo de la búsqueda de oportunidades para ideas nuevas.

Se trata de conceptos básicos que se utilizan en este ámbito y que permite ilustrar en que cosas hay que fijarse para dar los primeros pasos en cualquier emprendimiento.

Business Team Conversion Talking about work after they go to con

 

Estos son los conceptos

1.  Incubadora: organizaciones que ofrecen asesoramiento para transformar una idea en un proyecto de negocio viable.

2.  Aceleradora: organizaciones que tienen como objetivo conseguir capital para la expansión de un negocio existente.

3.  Coworking: forma de trabajo que permite que diferentes profesionales, emprendedores y Pymes compartan un espacio de trabajo para el desarrollo de sus proyectos profesionales. Los empleados se benefician de una comunidad multidisciplinaria que potencia proyectos conjuntos.

4.  Crowfunding: financiamiento colectivo para para conseguir los recursos necesarios que permitan poner en marcha diversos proyectos, proceso que se realiza a través de internet. En caso de que el emprendedor no consiga financiamiento, el crowfunding se convertirá en una de las principales fuentes de ingresos.

5.  Crowdlending: proceso en la que particulares y empresas se financian entre sí a cambio de un tipo de interés, siendo una alternativa a los préstamos tradicionales de las entidades bancarias.

6.  Hub: espacios destinados al desarrollo de coworking.

7.  Business Angels: inversores que apuestan por apoyar a nuevos proyectos empresariales atractivos con una rentabilidad potencial, pero también con un alto riesgo. Buscan incentivar el emprendimiento y la conjugación de actores relevantes de la industria tanto en el sector público como privado.

8.  Capital Semilla: concurso realizado por Corfo que fomenta la creación de nuevos proyectos de emprendimiento con un alto potencial de crecimiento en Chile.

9.  Start-up Unicornio: compañías que alcanzan una valoración superior a los mil millones de dólares. Algunas de las más rápidas han sido Pinterest, Twitter, Yellow Mobile, Xiaomi, Groupon o Slack.

10.  Empresas Little Pony: aquellas que ganaron más de diez millones de dólares anualmente.

11.  Venture Capital: inversor profesional orientado a la creación y captura de valor. Su objetivo es ayudar al correcto desarrollo del negocio y control de los recursos. El inversor busca que la empresa crezca mucho y rápidamente para encontrar un comprador para su participación o realizar una salida a Bolsa.

5 estrategias de negociación ganar-ganar.

Katie Shonk en “The Negotiation Insider” de la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard, plantea que los negociadores en el mundo de las organizaciones son conscientes de la importancia de llegar a acuerdos de ganar-ganar: cuando las dos partes están satisfechas con el acuerdo alcanzado las posibilidades de seguir manteniendo relaciones provechosas son mucho mayores.

ico-destinonegocio-scamper-istock-getty-images.jpg

Pero las estrategias concretas que permitan un contrato ganar-ganar con frecuencia parecen ser escurridizas. Expertos del Programa de Negociación de la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard proponen las siguientes:

1.- Realizar muchas ofertas simultáneamente

Si hacemos una sola propuesta en la mesa de negociación aprenderemos muy poco de la otra parte. Por el contrario si realizamos varias a la vez, todas con un valor similar para nosotros, si nuestros interlocutores rechazan todas podemos preguntarles cuál es la que les gusta más.

Su preferencia por una propuesta específica nos puede dar pistas de cómo podemos enfocar la negociación para obtener valor y generar alternativas que produzcan ganancias para ambas partes.

Al tiempo que identificamos potenciales posibilidades de ganar-ganar al realizar múltiples ofertas estamos mostrando nuestra flexibilidad y nuestra disposición y deseo de entender las preferencias y necesidades de la otra parte. Max Bazerman, experto en negociación, recomienda hacer tres propuestas en cada ocasión.

2.- Incluir una cláusula con derecho de igualar posibles ofertas de otras partes

Implica introducir en el contrato de la negociación la garantía de que una parte tiene la posibilidad de igualar cualquier otra oferta que la otra parte pueda recibir posteriormente.

Por ejemplo en el caso de la negociación entre un casero y un potencial inquilino el primero quiere conservar la posibilidad de vender la casa en un futuro mientras el potencial inquilino quiere permanecer en la misma todo el tiempo que quiera.

Al ofrecer a este último la posibilidad de igualar cualquier oferta que se le haga al casero éste puede evitar una mudanza si desea adquirirla y permanecer en la casa.

3.- Intentar alcanzar un acuerdo de contingencia

En las negociaciones con frecuencia se producen tiempos muertos porque las partes tienen distintas perspectivas sobre lo que puede ocurrir en un futuro. Por ejemplo podemos estar convencidos de que podemos finalizar un proyecto en los plazos marcados y ajustándonos al presupuesto mientras el cliente puede pensar que nuestra propuesta es poco realista.

En estas situaciones un acuerdo de contingencia que incluye promesas, “si ……, entonces”, dirigidas a reducir el riesgo de futuras incertidumbres, ofrece a ambas partes una vía para estar de acuerdo o desacuerdo mientras siguen avanzando plantea Lawrence Susskind, profesor en el MIT, en su libro Good for You, Great for Me: Finding the Trading Zone and Winning at Win-Win Negotiation”.

Los compromisos de contingencia, también, con frecuencia, crean incentivos para su cumplimiento y penalizaciones para su no cumplimiento. Podemos proponer algún tipo de multa si entregamos tarde un proyecto por ejemplo.

Para añadir un acuerdo de contingencia a un contrato ambas partes deben comenzar por describir los escenarios que piensan que van a surgir en el futuro, para posteriormente negociar los requisitos y expectativas que parecen apropiados para cada escenario. Finalmente incluir los escenarios y las repercusiones negociadas y las recompensas en el contrato.

4.- Negociar posibles daños con antelación

No todos los hechos futuros se pueden anticipar en los acuerdos de contingencia, por lo que otra forma de alcanzar acuerdos ganar–ganar es a través de la inclusión en los mismos de cláusulas en las que se estipule cual es la indemnización en el caso de que el contrato se incumpla.

5.- Buscar acuerdos post-negociación

Imaginemos que acabamos de alcanzar un acuerdo con el que estamos bastante satisfechos pero pensamos que podíamos haber logrado mayores beneficios para nosotros.

La sabiduría tradicional nos aconsejaría seguir adelante y no pensar en ello, pero Bazerman recomienda preguntar a la otra parte si estaría dispuesta a volver a echar otro vistazo al acuerdo para ver si se puede mejorar, planteando que puede rechazar en cualquier momento el acuerdo revisado si cree que no consigue mejorar los resultados para ambas partes.

5 aspectos claves para una cultura del emprendimiento

OAYTM00.jpg

Existe consenso en que el emprendimiento es un motor activo de las sociedades, que promueve el desarrollo social y económico, y que permite que las personas se conviertan en empresarios al tiempo que atienden las demandas sociales y del mercado.

Si bien el espíritu emprendedor es, en la mayoría de los casos, es una característica personal, también es cierto que son muchas las experiencias en las que el estímulo del contexto por impulsar esta vía para el desarrollo ha logrado un gran impacto.

Si se entiende que la acción emprendedora tiene que ver con la capacidad de crear algo nuevo y con la generación de un valor novedoso, ¿cómo es posible desarrollar una cultura del emprendimiento?.

El contexto es difícil. En Latinoamérica las universidades egresan profesionales con el objetivo que sean parte de un gran engranaje y pocas veces se incentiva la creación de nuevas empresas o proyectos sociales. Esta cultura está tan arraigada que si alguien emprende una actividad o negocio, en su entorno piensen que lo ha hecho porque “no consigue trabajo”.

A esto se suma la estigmatización de quien ha fracasado en un intento de idea independiente. Si bien el emprendimiento tiene mucho de esta parte amarga, los expertos subrayan que son los fracasos previos los que forjan el éxito de una idea propia.

5 aspectos claves para impulsar el emprendimiento

  1. El componente educativo. Es importante considerar el aspecto educacional al proceso de emprendimiento, ya que entrega fundamentos metodológicos para poner una idea en marcha en un contexto dinámico.

Crear un negocio implica también un proceso aprendizaje en el que se requiere el manejo de ciertas competencias y habilidades específicas. Muchas veces el liderazgo, la innovación y la toma de decisiones se van templando en la acción natural de un proyecto. Sería bueno una combinación de experiencia con aspectos de educación formal.

  1. Compartir experiencias. Un aspecto importante es fomentar la interacción entre emprendedores, especialmente entre aquellos que han logrado acercarse al éxito con quienes se sienten atraídos por esa manera de ver la vida. El nexo entre ambos mundos tiene un impacto significativo en la comunidad, en general, y en el ecosistema emprendedor, en particular.
  2. Una puerta para varios caminos. La importancia de una cultura emprendedora no sólo debe estar centrada en una dinámica de vocaciones de micro-empresarios, sino que comprender el fenómeno en todas sus perspectivas (social, pública, privada), ya que desde una perspectiva amplia puede dar cumplimiento a una eficiente variedad de expectativas.
  3. El emprendimiento es un bien social. Los expertos subrayan que la dinámica emprendedora debe ser promovida, protegida y fomentada desde instancias púbicas a través de una generación de planes y políticas que garanticen el libre acceso para todos los habitantes de una nación.

Los diversos actores sociales deben garantizar el acceso de la cultura del emprendimiento como un bien social, considerando la trascendencia de su aporte.

  1. La esencial tolerancia al fracaso. Si se considera que estadísticamente, el emprendedor tiene éxito en la tercera empresa que crea, un componente que surge para tomar en cuenta es la tolerancia a la frustración.

La frustración es una compleja emoción mixta que se forma de ira y tristeza. Surge cuando las cosas no avanzan como se quiere y en grados controlables es una reacción necesaria. En el caso del emprendimiento, permite estar alerta en las expectativas. Pero puede agotar.

La tolerancia a la frustración es una habilidad emocional entrenable que permite poner en juego la capacidad para reponerse ante las dificultades y seguir adelante.

 

Tips para definir la misión, visión y valores de tu empresa

 

imgres-9Muchos emprendedores se enfocan en el desarrollo de sus productos, el financiamiento y plan de negocios, y dejan en un segundo plano algo que es esencial para cualquier negocio: la definición de la misión, visión y valores.

Se considera que eso puede esperar mientras se desarrolla el emprendimiento, pero no es así. Estos tres elementos son esenciales porque son la carta de navegación que permitirá establecer las estrategias de marketing e innovación. Esos tres factores definirán la razón de ser de la empresa, y sin eso es imposible ejecutar una estrategia de Marketing Digital exitosa.

Ahora bien, qué es la misión, visión y valores

LA MISIÓN:

La misión de una compañía es su razón de ser. Es decir, la razón por la cual esa empresa existe. ¿Por qué existe mi empresa? ¿Qué hacemos? ¿Y para quién? Y es que las empresas no existen “porque si”. Como dijo Steve Jobs, “Cada uno de nosotros está aquí para aportar su “mordisco” al mundo”. Lo mismo pasa en el mundo empresarial.

Ejemplos.

Empresas Polar: El sentido de nuestro trabajo es contribuir a la calidad de la vida cotidiana de los venezolanos y sus familias, por medio de una amplia y accesible oferta de excelentes marcas de alimentos y bebidas, con la mejor relación precio-valor.

Disney: Creamos felicidad al brindar el más fino entretenimiento para personas de todas las edades, en cualquier lugar.

Sony: Experimentar la alegría del progreso y aplicar la tecnología en beneficio de las personas.

LA VISIÓN:

La visión refleja la meta global de la compañía a medio o largo plazo. Por lo tanto, al definir la visión de nuestra empresa, debe quedar muy claro cuál es la situación futura que deseamos alcanzar. Es muy importante que esta visión no sea una “utopía”. Vamos, que se pueda alcanzar y que esté fijada en un período de tiempo concreto, aunque sean años.

Definir la visión de nuestra compañía será muy importante para responder las siguientes preguntas: ¿Qué quiero conseguir? ¿Dónde quiero que esté mi negocio dentro de 5 años? ¿Qué metas quiero lograr?

Ejemplo

Nestlé: Ser la empresa reconocida como líder en nutrición, salud y bienestar a nivel mundial por parte de sus consumidores, empleados, clientes, proveedores y todos los grupos de interés relacionados con la actividad de la compañía.

LOS VALORES:

Son nuestros principios éticos, es decir, los pilares sobre los cuales se asienta toda nuestra cultura corporativa. Normalmente se definen un máximo de entre 5 o 6 valores. Más no porque no se trata de cantidad, sino de calidad, y sobretodo, de realismo. La gracia de definir unos valores es que se deben cumplir, de lo contrario, definirlos no nos habrá servido de nada.

Empresas Polar:

Integridad

Implica ser fiel a las propias convicciones. Es “hacer lo correcto”, entendido como actuar con honestidad, rectitud, respeto y responsabilidad, cumpliendo con nuestros deberes y obligaciones, conforme a nuestra Razón de ser, Principios y Valores.

Excelencia

Implica dedicación, esfuerzo y cuidado por la obra bien hecha. Lograr un nivel superior de calidad y seguridad en procesos, productos y servicios, en busca de proveer la mejor contribución para el beneficiario.

Alegría

Energía positiva que ponemos en todo lo que hacemos, con las personas con quienes interactuamos, y celebramos nuestros logros. Es el gozo constante y contagioso del bien. Alegría que se ofrece y se comparte con nuestros productos.
Pasión por el bien
Amor, entusiasmo y esmero con el que trabajamos para cumplir con nuestros gentes. Es buscar el bien del otro, compartir y entregarse sin limitar los esfuerzos; siempre y cuando no lesionen a las otras personas, ni a quién lo realiza.
¿Ya definiste la misión, visión y valores de tu empresa?