4 consejos para afrontar las “vacas flacas”

ahorro_cambio-1-compressor

¿Te atreverías a arrancar tu emprendimiento sin contar con un fondo de reserva?  Esta práctica te da experiencia y te coloca en una mejor posición para negociar con inversionistas.

Si bien en la formación como emprendedores se aprende a diseñar un plan de negocios, levantar capital y ejecutar una visión, este proceso no es del todo realista. En el mundo real, las startups se enfrentan a los inversionistas ángeles y los capitales de riesgo no están dispuestos a participar en empresas que no hayan aprendido a manejar las “vacas flacas”.

Esto significa hacer bootstrapping para arrancar sus operaciones. En palabras simples, este término en inglés significa trabajar como se pueda con los recursos que se tengan a la mano. Básicamente, no esperar a tener dinero para hacer las cosas. La falta de fondeo externo puede ser una maldición o una bendición porque si logras arrancar con lo que tienes, en 18 meses no tendrás que preocuparte por pagarle a un inversionista. Esta es una manera común de arranque de negocios en Silicon Valley.

 Como emprendedor creo que hay muchas lecciones valiosas de aprender a administrar los pocos recursos que se tienen en los primeros años de “vacas flacas”. Por eso creo que los emprendedores que arrancan sus negocios incluso antes de tener inversionistas adquieren una experiencia invaluable. Puede ser un camino complicado, pero es un factor fundamental para el éxito futuro.

En Venezuela hay muchos ejemplos de startups y emprendimientos que inician con recursos propios, o tienen una fuente de ingreso por medio de la prestación de asesorías y proyectos. De esta manera garantizan los recursos mínimos para el funcionamiento.

A continuación presentamos unos consejos en caso que decidas optar por  el bootstrapping-

1. Los clientes son básicamente tu sangre

Cuando no tienes los fondos de papá o de inversionistas externos entiendes muy rápido   que los consumidores son los que te mantienen a flote (y pagan las cuentas). Debes cuidar a cada uno de tus clientes. La pPropuesta única de Valor (PUV) y la calidad del servicio debe ser la base de tu negocio. 

2. Domina el arte de la venta

Debes vender sí o sí cuando no tienes grandes reservas de efectivo. Antes que cualquier cosa, las ventas son los indicadores básicos del desempeño de un negocio. La estrategia de ventas debe ser integral en tu plan de negocios.

3. Controla tus gastos

Es indispensable que tengas un presupuesto cuando tu empresa solo sobrevive por las ventas que logras traer. Debes controlar tus gastos, analizar honestamente en dónde puedes cortar fugas de dinero y desarrollar un buen ojo para distinguir entre gasto e inversión. Cuando enfrentas las “vacas flacas” de los primeros años no te puedes permitir tener gastos que no estén destinados a hacer crecer tu empresa.

4. Sigue tus métricas

Sin una red de seguridad, es clave que entiendas cuáles son los indicadores que impulsan tu negocio. ¿Tienes una página web? Debes dominar Google Analytics. ¿Tienes un negocio de ventas? Debes tener una contabilidad experta. Entender los componentes granulares de tu industria (leads, retenciones, conversiones, etcétera) te ayudará a identificar en qué tienes que apretar las tuercas para impulsar el crecimiento de tu negocio.

Apretarte el cinturón y arrancar con lo que se tiene te hace fuerte. Obliga a tu compañía a probar su valor cada día. Te da claridad en la misión y visión de tu negocio. Cuando llegue el momento de buscar inversionistas, los años que pasaste acumulando experiencia demostrarán la viabilidad de tu idea y te darán una gran ventaja al momento de negociar.

Fuente: Entrepreneur

Plan de Marketing para emprendedores

Muchos emprendedores pasan por alto la necesidad de un Plan de Marketing que será la base del éxito comercial. No confundir con el Plan de Negocios, que es la estructura financiera y permite estimar la viabilidad económica del emprendimiento,

La elaboración del Plan de Marketing debe estar alineado con  la misión, visión y objetivos de la empresa. Solo así podrá ser comprendido por todos los integrantes de la empresa, y reflejar lo que se busca.

En la literatura especializada hay muchas versiones del Plan de Marketing, algunos autores, con la pretensión de ser diferentes, agregan más factores, que en la gran mayoría de los casos no son útiles. El objetivo es presentar una propuesta sencilla, viable y entendible para los emprendedores.

slide_pmk1

1. Análisis de mercado

Muchos emprendedores creen que están inventado el agua tibia. Pero en el mercado existen productos similares. Hay que conocer la competencia  qué ofrecen y cómo venden su producto o servicio. Afortunadamente vivimos en la era digital por lo que haciendo una investigación online te puedes dar una muy buena idea de qué ofrece tu competencia, aunque no está demás darles una visita físicamente (si es que esto aplica). Es recomendable, de ser posible, comprar su producto o servicio para que puedas vivir la experiencia completa que ofrecen. Toda esta información documéntala e inclúyela en tu Marketing Plan. Será de mucho valor.

2. Análisis FODA

Ya que identificaste y conociste a tus competidores, es hora de hacer un análisis de tu empresa. En esta etapa piensa y redacta cuales son lasFuerzas y Debilidades (Intrínsecas o propias de la empresa), así como lasOportunidades y Amenazas (Extrínsecas o del mercado/competencia) de tu negocio. Este análisis te servirá para que determines cuáles son tus ventajas y cuáles son tus puntos débiles o áreas de oportunidad en las que debes trabajar y dónde pudieras ser vulnerable. Éste te ayudará a definir donde estás parado en el mercado y cual será tu estrategia.

3. Definición del target

Después del análisis FODA, debes ahora decidir quién será tu target (grupo objetivo o cliente). Aunque suene muy obvio, es común que algunas empresas no tengan bien definido un público objetivo. Mientras más detallada puedas desarrollar la descripción, mejor. Se recomienda definir el rango de edad, sexo, nivel socioeconómico, dónde vive, qué le gusta, qué y dónde come, etc. Cuanto más información puedas conseguir de tu target, mayor será la probabilidad de ofrecerle un producto o servicio que realmente le agregue valor o probablemente le resuelva un problema en su vida.

4. Definición del Unique Value Proposition (UVP)

El UVP (Oferta de valor única) se puede empezar a desarrollar haciéndonos la siguiente pregunta: ¿Qué le ofrece mi producto o servicio a mi target (cliente) que es completamente diferente a lo que hoy ofrece mi competencia?

Si no tienes una respuesta contundente, no te preocupes; sólo significa que no la has desarrollado. Debes pensar en algo que hará que tu producto o servicio te diferencie de tu competencia, se convierta en tubandera y que no les sea tan fácil de imitar. Como ejemplo de esto podemos mencionar el caso de Netflix en sus inicios. En aquellas épocas, Blockbuster era el rey del mercado y tenía miles y miles de suscriptores y sucursales. La gente iba a su Blockbuster más cercano y rentaba sus películas; sin embargo, había 2 áreas de oportunidad en la oferta de valor: 1) El cliente tenía que salir de su casa para rentar películas y debía regresarlas a la sucursal antes de la fecha de vencimiento; de lo contrario cobraban una cuota de retraso. 2- El cliente pagaba por cada película que rentaba; si rentaba 2, pagaba por las 2. Netflix implementó su sistema de renta vía correo (postal), sin que el cliente tuviera que salir de casa y le proporcionaba al suscriptor una cantidad ilimitada de rentas de películas y series, a un precio único y sin cuotas de retraso. Ese fue su Unique Value Propositon. Ya después, con los años, migraron a la plataforma digital de streaming que hoy en día conocemos. El resto es historia.

5. Posicionamiento

El posicionamiento es definido como la frase que quisiéramos que pensara nuestro cliente cuando piense en nuestra marca o empresa. Algunos ejemplos exitosos de posicionamiento que describen justamente lo que representa la marca y sus diferenciadores contra la competencia son: Burger King: Have it your way (Pídelo a tu gusto); 7Up: The Un-cola (El refresco que NO es de cola); Apple: Think different (Piensa diferente). Este ejercicio nos ayudará a pensar en la conceptualización de lo que queremos ofrecer al cliente y como comunicar dicha oferta de valor.

6. Las 5P´s

Muchos autores hablan de las 4p´s de las Mercadotecnia: Producto, Precio, Plaza (Distribución) y Promoción; en mi caso particular, siempre agrego una quinta que es la Post-venta, la cual considero igual de relevante que las otras 4. Para definir cada una de éstas, recomiendo hacerse las siguientes preguntas:

  • Producto: ¿Qué venderé a mis clientes?

Debemos definir cuáles son las características y beneficios que ofrece mi producto (o servicio) al cliente

  • Precio: ¿Cuánto le costará al cliente?

Aquí tenemos que considerar cuáles serán nuestros costos y márgenes de utilidad, así como en cuanto vende nuestra competencia, para así, definir nuestro precio. Debemos desarrollar nuestra estrategia de precio y definir si nos conviene estar arriba, abajo o igual (en cuanto al precio público), comparado con nuestra competencia.

  • Promoción: ¿Cómo daré a conocer el producto/servicio?

Se debe aquí definir si en tu estrategia de comunicación usarás redes sociales, página web o cualquier otro medio para dar a conocer la oferta de valor de tu producto o servicio.

  • Plaza (Distribución): ¿Cómo les haré llegar a mis clientes mi producto o servicio?

Se debe analizar y decidir si tu modelo de negocio considerará la venta directa a cliente o será a través de un tercero (distribuidor); también deberás definir si venderás a través de comercio electrónico (venta online).

  • Post-venta: ¿Cuál será la experiencia del cliente después que le vendí?

La estrategia de post-venta será muy importante para tu negocio. En ésta debes definir tu estrategia de seguimiento a clientes, ya que la idea es que no sólo te compren una vez, sino convertirlos en clientes asiduos de tu producto o servicio.

7. Plan de acción

En esta etapa final, deberás desarrollar un plan de manera detallada, que incluya los tiempos y personas responsables de todas y cada una de las actividades a llevar acabo para la empresa. Es recomendable hacer un plan a un año e ir desglosando y revisando (en caso de ser necesario) en periodos trimestrales y/o mensuales, dando seguimiento contra los objetivos planteados previamente en el plan.

Si bien el Marketing Plan es un documento que requiere dedicarle tiempo y esfuerzo, desde mi punto de vista, agrega mucho valor porque no sólo se convertirá en tu manual de ejecución, sino que también te dará una dirección más clara de hacia dónde quieres llevar tu negocio, y eso es esencial para cualquier empresa, sea grande, mediana o una start-up.

con información de entrepreneur

9 cualidades para emprender

El objetivo de un emprendedor  es convertir una idea en un proyecto que aporte valor a la sociedad, de manera que se consigan unos resultados económicos y sociales sostenibles en el tiempo. Al lograr ese objetivo el emprendedor pasa a ser empresario.

Ahora bien, se puede leer muy fácil el de crear un proyecto que aporte valor, pero es un proceso muy complejo que en la mayoría de las veces no llega a buen puerto. Las cifras del Banco Mundial indican que 3 de cada 10 emprendedores logran alcanzar la meta y pasar el valle de la muerte, que son los primeros tres años del emprendimiento.

Ahora bien, emprender no es solo una idea y tener ganas. Es un cúmulo de cualidades, que bien articuladas, se potencian y permiten alcanzar el objetivo y sobreponerse a las caídas y baches que se encontrarán en el camino.

pexels-photo-177617

De ahí surge la necesidad de establecer nueve cualidades, puedes agregar las que consideres, para ser un buen emprender y llegar a ser empresario.

  • Tener una idea clara de quién es: Primero que todo, un buen emprendedor – empresario debe estar convencido de quién es, esto se logra definiendo sus valores, principios, convicciones, y sueños.
  • Qué es lo que quiere: El que quiera convertirse en un buen emprendedor – empresario debe tener claro el propósito al que quiere llegar al emprender una empresa. El propósito debe ser claro y conciso.
  • Cómo lo va a lograr: El buen emprendedor – empresario debe definir cómo va a cumplir ese propósito por el cual quiere emprender su empresa, estableciendo objetivos, metas y calendarios de cumplimiento de esas metas.
  • Tener pasión: Esto significa que debe tener amor y entusiasmo por lo que hace, solo así su emprendimiento puede salir adelante.
  • Determinación y perseverancia: Un buen emprendedor – empresario debe estar dispuesto a aceptar los posibles fracasos que tenga su emprendimiento y tener la valentía de levantarse y seguir adelante con él.
  • Capacidad de aprendizaje: Aprender de los fracasos es vital para el éxito de cualquier emprendimiento. Igualmente, debe rodearse de personas que ya han llegado a donde él quiere llegar y también aprender de ellos.
  • Creatividad e innovación: Un buen emprendedor – empresario siempre debe ser creativo e innovador en su proyecto, generando calidad de vida a sí mismo, a su familia y las demás personas a través de soluciones a sus necesidades. Esa creatividad e innovación deben estar al paso del tiempo que se está viviendo.
  • Liderazgo: Es muy importante que todo buen emprendedor – empresario sea un líder que genera oportunidades para el desarrollo de sus colaboradores. También debe ser capaz de tomar la iniciativa cuando se requiere y motivar a sus colaboradores a tomar iniciativa y pasión a su trabajo.
  • Trabajo en equipo: Todo buen emprendedor – empresario nunca debe trabajar solo. Siempre debe estar rodeado de un equipo que lo ayude y lo impulse a seguir emprendiendo. La fuerza de todo equipo es la solidaridad y el sentido de pertenencia al equipo que genera a los colaboradores. Un buen equipo es un gran apoyo que tiene todo emprendedor – empresario para seguir adelante con su proyecto.

 

 

 

 

La importancia de delegar responsabilidades

delegar-funciones-de-trabajo-incrementa-la-responsabilidad-del-lider
La esencia del líder exitoso pasa por tener la capacidad de confiar y delegar en su equipo 

¿Cuál es una de las principales cualidades de un líder exitoso? No es que sepa dar órdenes, ni que sea un controlador obsesivo, ni siquiera excepcional en todo lo que hace… Un líder nato sabe delegar responsabilidades.

A medida que se escalan puestos, se amplían las responsabilidades y se vuelve más evidente la necesidad de deshacernos de algunas de ellas. Y es cumplir con mil y un tareas, producir un trabajo de altísima calidad, pensar en nuevas ideas y desarrollarlas y, encima de todo, mantenernos sanos es prácticamente imposible.

Si delegar permite crecer a otros, ganarnos su confianza y desahogarnos de trabajo para pensar en cosas más importantes, ¿por qué nos resulta tan difícil hacerlo? Quizá es porque no queremos “cargarle la mano a la gente”, parecer perezosos, o tememos perder el control y que el resultado no sea tan bueno como si lo hubiésemos hecho nosotros mismos.

Sea como sea, querer abarcarlo todo es uno de los errores más grandes que un líder en ciernes puede cometer.

La realidad es que delegar de forma efectiva, en lugar de restarle a tus logros, podría multiplicarlos. Si deseas mejorar el uso de tu tiempo, este aspecto es fundamental. Grábatelo muy bien: delegar es una fortaleza.

Toma en cuenta estos tips para delegar:

Rodéate por un equipo de trabajo de confianza. Tener un equipo conformado por personas capacitadas y responsables es fundamental para delegar tareas.  Selecciona con cuidado a los profesionistas con los que trabajarás.

Proporciónales información suficiente. A menudo, los líderes se limitan a pedir a sus subordinados que completen una operación  sin explicarles lo que hay detrás. Que éste no sea tu caso; al encomendar una tarea, ofrece siempre un panorama completo: los antecedentes, las tareas precisas a realizar y lo que pretendes obtener.

Establece los parámetros antes de comenzar. Explícales con detalle qué sí y qué no esperas que hagan antes de iniciar el proceso… no una vez que se encuentren en el camino.

Involúcralos en el proceso. Delegar responsabilidades no es únicamente quitarte un peso de encima: es implicarlos en el proceso, conseguir que se sientan parte de él y responsables también de los resultados. Eso les dará un sentido de satisfacción una vez que la tarea se haya completado.

Establece fechas para revisiones. Mantente cerca de tus empleados. Una cosa es delegar y, otra muy distinta, desentenderte de un proyecto. Crea una bitácora para revisar todos los trabajos que hayas encomendado.

Ofrece retroalimentación. Ten la confianza de decirle a tus empleados qué están haciendo bien y qué pueden mejorar, pero siempre desde un punto de vista constructivo. Revisa estos tips para dar una crítica constructiva.

Reconoce su trabajo. Una vez que hayan finalizado la tarea, dales todo el crédito. No hay nada más satisfactorio que recibir reconocimiento por algo que se hizo bien.

 

 

1o competencias para emprender con éxito

La teoría la creó David McClelland, psicólogo estadounidense especialista en motivación humana y emprendimiento, y la adoptó la Unctad (United Nations Conference on Trade and Development), organismo dependiente de Naciones Unidas para asuntos de comercio y desarrollo. La Unctad  se autodefine como un laboratorio de ideas que brinda apoyo a los países en desarrollo en materia de comercio, inversiones y financiación. En su misión de impulsar el emprendimiento en todos los países, consensuó la adopción de un método extrapolable a todas las economías. Dieron así con el de David McClelland, profesor de la Universidad de Harvard, que había desarrollado una teoría  de la necesidad. Según esta, la motivación de un individuo obedece a la búsqueda para satisfacer tres necesidades básicas: logro, de poder y de afiliación.

Derivado de esta teoría desarrollada, sobre todo, teniendo a emprendedores como sujetos de estudio, McClelland concluye una serie de características que se repiten en los emprendedores de éxito motivados por alguna de las tres necesidades. De aquí se desprende el programa Empretec, nombre que combina los términos “emprendedor” y “tecnología” y que adopta Naciones Unidas para el fomento de la iniciativa empresarial. En Venezuela, específicamente en el estado Lara, se ha venido desarrollando este  método, que sirve tanto para promover un cambio de comportamiento en los emprendedores, como para averiguar sus fortalezas y debilidades.

De él se extraen cuáles son esas 10 competencias primordiales que debe desarrollar todo emprendedor que aspire al éxito, atendiendo a sus motivaciones.

OB82AT0.jpg

Según la necesidad de logro

Las motivaciones de logro corresponden al esfuerzo por sobresalir de la media, algo que conduce al establecimiento de altas metas. La persona necesita hacer cosas y demostrarse a sí mismo y a los demás que es capaz de conseguir lo que se propone.

1.-La búsqueda de oportunidades e iniciativa: Los emprendedores exitosos ven en todos lados, oportunidades que se pueden convertir en empresas. Donde otras personas ven problemas, los empresarios ven oportunidades y toman la iniciativa para convertir esas oportunidades en negocios ventajosos. Da igual las circunstancias y toma la delantera.

2.-Persistencia: Los exitosos nunca abandonan su empeño, al contrario, son perseverantes y no se arredran ante los obstáculos sino que les hacen frente hasta alcanzar sus metas.

3.- Cumplimiento de los compromisos: Mantienen sus promesas frente a sus clientes y su equipo, incluso a pesar de que deban hacer sacrificios. Prefiere los beneficios a largo plazo que las ganancias inmediatas.   

4.- Exigencia de calidad y eficiencia: Necesidad de realizar las cosa mejor, más rápido y, si interesa, más barato. Esto tiene que ver con el entusiasmo y la obsesión por la necesidad de mejorar la calidad, hacer algo mejor, algo que se refleja también en la integridad de los empresarios y en lo orgullosos que están de su trabajo y los niveles de excelencia.

5.-Toma de riesgos calculados: Uno de los aspectos más importantes de la actividad empresarial. Según las investigaciones, un empresario está dispuesto a asumir riesgos pero de manera controlada, estudiando bien las alternativas. A final se deciden por soluciones que entrañan un desafío moderado y establece un plan B por si las cosas se tuercen.

Necesidad de afiliación

Le motiva la sociabilidad,  interactuar con la gente y el entorno, obteniendo el respaldo y el respeto de los demás. A los empresarios les gusta este tipo de vida y las relaciones que le proporciona

6.- Fijación de metas: Esta es otra de las características clave dado que, sin ella, pocas cosas se moverían. Los retos personales son impulsados por las metas y objetivos que se establece el emprendedor a corto y a largo plazo. Saben dónde quieren llegar y para ello deben marcase objetivos cuantificables a corto plazo.

7.-Búsqueda de información: Un emprendedor de éxito siempre está a la caza de información sobre sus clientes, proveedores, la competencia, sobre tecnologías nuevas y nuevas oportunidades. Dedican mucho tiempo a ello y consultan a expertos para conseguir asesoramiento comercial o técnico.

8. Planificación y seguimiento sistemático: Es una tarea de controlar lo que se hace para ver si se está avanzando en la consecución de las metas. Se revisan de manera sistemática el cumplimiento de los planes conforme a las expectativas y recursos y, si es preciso, se incorporan los cambios necesarios.

Necesidades de poder

Estas hacen referencia a la necesidad de influir sobre los demás, de captar simpatizantes para su proyecto y que se dejen capitanear por él. Persiguen también tener impacto social, aunque ellos prefieren la libertad de la independencia. Son personas dinámicas y enérgicas que ponen en marcha múltiples actividades.

9.-Persuasión y redes de apoyo: Los mejores emprendedores inducen a otras personas a seguirlas o hacer algo para ellos. Usan redes de apoyo para alcanzar sus metas y son unos grandes persuasores para obtener un crédito, o conseguir un nuevo cliente. Para ello utilizan estrategias deliberadas para influir en los demás y convencerlos; se valen de las personas adecuadas como agentes para alcanzar sus propios objetivos y adoptan medidas para establecer y mantener una red de contactos comerciales. Sabe, no obstante, delegar en personas clave que puedan tener alto impacto en el ambiente de la organización y el desempeño del equipo de trabajo para obtener los resultados propuestos.

10.- Independencia y autoconfianza: Los emprendedores de éxito son personas seguras de sus capacidades, lo que les reporta tranquilidad y aplomo. La confianza en uno mismo significa asumir la responsabilidad total de conseguir lo que se quiere. Sobre él recaen tanto las causas del éxito como las de fracaso.

10 tips para construir tu marca personal

Descubrir los propios valores, una actitud proactiva, mezclar canales y crear un storytelling basado en la coherencia, la autenticidad, la naturalidad y la transparencia, algunos factores a tener en cuenta. 
startup-photos.jpg

“Tu marca es lo que dicen de ti cuando tú no estás presente”, según Jeff Bezos, CEO de Amazon y actualmente el hombre más rico del mundo de acuerdo con la revista Forbes.

De diseñar iluminación y escenografía para el teatro a fundar LinkedIn, la red profesional recientemente vendida a Microsoft por US$26.000 millones, Allen Blue es un emprendedor de éxito; al igual que Nolan Bushnell que no cesa de sacar el genio que todos llevamos dentro, mediante un aprendizaje más inteligente. Es uno de los pioneros de los videojuegos, fundador además de Atari o Brainrush. ¿Se puede emprender en multitud de sectores muy diversos entre sí? Jim McKelvey ha conseguido poner en marcha empresas en ámbitos tan dispares como educación, construcción, impresión o software, y hasta el momento no ha tenido que vender ninguna.

Estos son sólo tres ejemplos de la infinita lista de emprendedores que han tenido que hacerse a sí mismos. ¿Por qué conocemos su trayectoria? ¿Por qué su historia sí ha trascendido y de otros no conocemos ni su nombre? ¿Cómo han conseguido dejar huella? ¿Es importante la marca personal de un emprendedor? ¿Qué rasgos diferenciales tiene respecto a las de otro profesional o el CEO de una multinacional? ¿Influye en el éxito o fracaso de un proyecto? ¿Lo único que vale es la idea de negocio? ¿El resto es puro artificio?

En un mercado tan homogéneo como el actual, el personal branding es una tarea indispensable para el emprendedor, no sólo para adquirir cierta ventaja competitiva y diferenciarse del resto de los responsables, sino también para tener un peso específico en su sector y posicionarse como experto en su especialidad como si se tratara de una marca comercial.

A partir del contacto con la diversidad de emprendedores nacionales e internacionales que participan en la Startup Competition y se reúnen en cada edición de South Summit, la cita más importante del ecosistema emprendedor del Sur de Europa, los expertos de Spain Startup-South Summit han elaborado un decálogo para guiar la construcción y difusión de la marca personal de los emprendedores y su influencia en el éxito de su startup.

1. Descubrir los propios valores

¿Quién eres? ¿Qué ofreces? ¿Qué aportación realizas al mercado? ¿Qué te hace diferente? Estas son las primeras cuestiones que debe plantearse un emprendedor para construir su propia marca personal y así definir los valores que lo hacen relevante y diferente del resto. Es importante hacer una lista con los puntos fuertes y débiles: atributos que el propio emprendedor ha de identificar como suyos, sin caer en el error de proyectar en sí mismo valores ideales con los que realmente no se identifica.

¿Cuáles son los atributos personales más demandados? Creatividad, carisma, eficacia, especialización, adaptabilidad, ética, polivalencia o rapidez. ¿Todos valen para crear la marca personal? Depende de la situación, la tipología del proyecto y, por supuesto, las propias capacidades personales.

2. Búsqueda de contactos

De nada sirve ser muy relevante profesionalmente si nadie te conoce. El networking es, por lo tanto, un factor clave para generar visibilidad y desarrollar la marca personal. ¿Cómo generar estos vínculos relacionales? Es fundamental retomar contactos anteriores, organizar eventos propios y asistir a ferias, congresos o seminarios del sector, donde ‘dejarse ver’ y al mismo tiempo conocer a los profesionales más relevantes de ese ámbito. Ser prescriptor de otros que forman parte de tu red de contactos, realizando algunos favores o apoyando a alguien de manera altruista, siempre puede ser una ventaja para fortalecer y crear nuevos vínculos.

3. La actitud

La perseverancia es una cualidad fundamental de cualquier emprendedor para sacar adelante su proyecto. En este caso, juega un papel fundamental la gestión del fracaso y qué consideración tiene en la sociedad. Muchos emprendedores han fracasado antes de triunfar, como Juan Urdiales, cofundador y coCEO de Jobandtalent, quien tras fundar su primera empresa junto con dos compañeros de facultad, decidió salirse del proyecto. Tiempo después cofundó la plataforma de búsqueda de empleo, que ya ha obtenido importantes rondas de financiación por inversores internacionales.

4. Experto en una determinada materia

Como emprendedor en un ámbito profesional concreto hay que compartir los conocimientos sobre el sector para posicionarse como un experto y fortalecer su reputación y prestigio profesional. Ofrecer contenido e información de calidad será fundamental para lograr ser un experto. Una forma de demostrar ser un auténtico gurú consiste, en muchas ocasiones, en saber dominar un lenguaje apto para todos los potenciales receptores, ser claro, conciso y concreto, no abusar de tecnicismos y utilizar un vocabulario siempre positivo.

Para llegar hasta ahí, siempre suele haber un largo camino. Allan Grant lleva siendo un apasionado del desarrollo de software desde que diseñó con siete años su primer juego. Entre los 13 y 18, dedicó 10.000 horas a codificar juegos online con miles de jugadores. Ya en la universidad, fundó una empresa de desarrollo web y no paró hasta convertirla en una compañía rentable con más de 50 empleados. Ahora Allan está volcado en Hired, un mercado en Internet en el que las empresas más importantes pueden competir por hacerse con el mejor talento técnico (ingenieros de software, diseñadores, científicos de datos y gestores de productos).

5. Mezcla de canales

¿Dónde ofrecer este contenido? ¿Cómo crear valor? Para que un emprendedor forje su marca personal hay que ser activo en cualquier canal. Por tanto, la mezcla de offline y online es la sinergia perfecta.

Internet es una herramienta accesible, útil y que no exige muchos recursos a nivel económico. Pero sí esfuerzo, constancia y una importante dedicación. Además, no todo vale; hay que adaptar cada mensaje. Cada espacio tiene sus propias características: vocabulario, tono o público objetivo. Y prestar especial cuidado al contenido que colgamos online; cualquier mensaje o comentario inapropiado se paga caro en el mundo digital. Otro de los errores de muchos emprendedores es considerar Internet como un mero escaparate y olvidar la interacción con el resto de usuarios. La Red es sinónimo de conversación y a golpe de clic podemos acceder a consumidores, inversores, posibles socios estratégicos u otros emprendedores.

El canal offline es también una de las mejores formas de construir la imagen personal. El emprendedor no puedo olvidar ‘salir a la calle’ y establecer relaciones cara a cara o participar en los medios de comunicación como un experto en su sector.

6. Dejar huella

Que el fundador de una empresa sea reconocido y tenga un fuerte impacto en la sociedad, hasta llegar a convertirse incluso en un icono, siempre es una importante ventaja. ¿Qué requisitos son necesarios para lograr dejar esa huella? Por un lado, ser fiel a los propios valores y, al mismo tiempo, tener claros la misión, visión y objetivos a perseguir. En definitiva, mantener un rumbo firme y defender lo que se cree. Este doble perfil es lo que permitió, en gran parte, el éxito de Steve Jobs.

7. Coherencia, autenticidad, naturalidad y transparencia

Son principios básicos para la creación de una marca personal sólida y sincera. Para contar con una buena reputación es imprescindible saber transmitir credibilidad, coherencia, seguridad y construir un discurso transparente, que genere confianza.

8. Construcción del storytelling personal

¿Qué historia hay detrás de un emprendedor? ¿Cuál es su trayectoria profesional? ¿Cómo darla a conocer? ¿Cómo crear un discurso verosímil y que capte la atención? El personal branding no es improvisación, es estrategia, por lo que es aconsejable el asesoramiento profesional para descubrir la historia, desarrollarla y comunicarla. “Se trata de construir una historia auténtica, con valor, diferente y que genere interés”, asegura Álex Barrera experto de Press 42 en storytelling. Por lo tanto, elstorytelling personal es una obligación para los emprendedores si quieren despertar la atención, seguridad y notoriedad de su proyecto, sobre todo en las fases iniciales.

9. Tiempo y recursos

El personal branding se crea y moldea poco a poco y ha de ser afrontado como una inversión a largo plazo y que requiere paciencia. Para evitar malgastar tiempo y dinero, hay que conocerse bien a sí mismo, no vender ‘humo’ y saber identificar qué tiene realmente cabida en la creación del storytelling personal. La medición del impacto generado permitirá ver cómo evoluciona la marca personal, la aceptación que tiene y plantear posibles mejoras.

10. La marca personal sobrevive a la profesional

Que una startup deje de existir significa el fin de una marca profesional, pero la personal sobrevive, porque va unida al emprendedor más que al proyecto. Invertir en personal branding es hacerlo también en visibilidad para futuros proyectos.

11 conceptos que debes conocer si vas a emprender

La multinacional Unísono, que centra su dinámica en la experiencia de los clientes con las empresas, comparte un diccionario básico que emprendedores y emprendedoras deben tener claro al adentrarse al mundo de la búsqueda de oportunidades para ideas nuevas.

Se trata de conceptos básicos que se utilizan en este ámbito y que permite ilustrar en que cosas hay que fijarse para dar los primeros pasos en cualquier emprendimiento.

Business Team Conversion Talking about work after they go to con

 

Estos son los conceptos

1.  Incubadora: organizaciones que ofrecen asesoramiento para transformar una idea en un proyecto de negocio viable.

2.  Aceleradora: organizaciones que tienen como objetivo conseguir capital para la expansión de un negocio existente.

3.  Coworking: forma de trabajo que permite que diferentes profesionales, emprendedores y Pymes compartan un espacio de trabajo para el desarrollo de sus proyectos profesionales. Los empleados se benefician de una comunidad multidisciplinaria que potencia proyectos conjuntos.

4.  Crowfunding: financiamiento colectivo para para conseguir los recursos necesarios que permitan poner en marcha diversos proyectos, proceso que se realiza a través de internet. En caso de que el emprendedor no consiga financiamiento, el crowfunding se convertirá en una de las principales fuentes de ingresos.

5.  Crowdlending: proceso en la que particulares y empresas se financian entre sí a cambio de un tipo de interés, siendo una alternativa a los préstamos tradicionales de las entidades bancarias.

6.  Hub: espacios destinados al desarrollo de coworking.

7.  Business Angels: inversores que apuestan por apoyar a nuevos proyectos empresariales atractivos con una rentabilidad potencial, pero también con un alto riesgo. Buscan incentivar el emprendimiento y la conjugación de actores relevantes de la industria tanto en el sector público como privado.

8.  Capital Semilla: concurso realizado por Corfo que fomenta la creación de nuevos proyectos de emprendimiento con un alto potencial de crecimiento en Chile.

9.  Start-up Unicornio: compañías que alcanzan una valoración superior a los mil millones de dólares. Algunas de las más rápidas han sido Pinterest, Twitter, Yellow Mobile, Xiaomi, Groupon o Slack.

10.  Empresas Little Pony: aquellas que ganaron más de diez millones de dólares anualmente.

11.  Venture Capital: inversor profesional orientado a la creación y captura de valor. Su objetivo es ayudar al correcto desarrollo del negocio y control de los recursos. El inversor busca que la empresa crezca mucho y rápidamente para encontrar un comprador para su participación o realizar una salida a Bolsa.